Ilustración: accidente isquémico transitorio (ait)
Consulta de Neurología

En la Unidad de Neurología de la Clínica DAM, proporcionamos servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las patologías que afectan al sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo.
Precio de la consulta 50 €

Ilustración: Accidente Isquémico Transitorio (Ait)

Accidente isquémico transitorio

Accidente isquémico transitorio o mini derrame cerebral es cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene por un breve período de tiempo. Una persona tendrá síntomas similares a un accidente cerebrovascular hasta por 1 a 2 horas.

Un accidente isquémico transitorio (AIT) a menudo se siente que es un signo de advertencia de que se puede presentar un accidente cerebrovascular verdadero en el futuro si no se hace algo para prevenirlo.

Síntomas del accidente isquémico transitorio

Los síntomas se inician repentinamente, duran poco tiempo (desde unos pocos minutos hasta 1 a 2 horas) y desaparecen por completo, pero pueden ocurrir de nuevo posteriormente.

Los síntomas de un accidente isquémico transitorio son iguales a los síntomas de un accidente cerebrovascular y comprenden la aparición súbita de:

  • Sensación anormal de movimiento (vértigo) o mareo.
  • Cambios en la lucidez mental (somnolencia, menor respuesta, inconsciencia, coma).
  • Cambios en la sensibilidad, que comprometen el tacto, el dolor, la temperatura, la presión, la audición y el gusto.
  • Confusión o pérdida de memoria.
  • Dificultad para deglutir.
  • Dificultad para escribir o leer.
  • Incapacidad para reconocer objetos o personas.
  • Falta de control de esfínteres.
  • Falta de coordinación y equilibrio, tropiezos o problemas para caminar.
  • Debilidad muscular de la cara, el brazo o la pierna (por lo regular sólo en un lado del cuerpo).
  • Entumecimiento u hormigueo en un lado del cuerpo.
  • Cambios emocionales, en el estado anímico y la personalidad.
  • Problemas con la vista (visión doble, pérdida de toda o parte de la visión).
  • Problemas para hablar o entender a otros que estén hablando.

Causas del accidente isquémico transitorio

Un accidente isquémico transitorio es diferente del accidente cerebrovascular. Después de un AIT, el bloqueo se rompe rápidamente y se disuelve. A diferencia de un accidente cerebrovascular, un AIT no provoca la muerte del tejido cerebral.

La pérdida del flujo de sangre a un área del cerebro puede ser causada por:

  • Un coágulo de sangre en una arteria del cerebro.
  • Un coágulo de sangre que viaja hacia el cerebro desde otro sitio del cuerpo (por ejemplo, desde el corazón).
  • Una lesión a los vasos sanguíneos.
  • Estrechamiento de un vaso sanguíneo en el cerebro o que lleva al cerebro.

La hipertensión arterial es el riesgo número uno para los AIT y los accidentes cerebrovasculares. Los otros factores mayores de riesgo son:

  • Fibrilación auricular.
  • Diabetes.
  • Antecedentes familiares de accidente cerebrovascular.
  • Colesterol alto.
  • Mayor edad, especialmente después de los 55.
  • Raza (los afroamericanos son más propensos a morir de un accidente cerebrovascular).

Las personas que tienen cardiopatía o mala circulación en las piernas causadas por arterias estrechas también son más propensas a tener AIT y accidente cerebrovascular.

Ver también: factores de riesgo para el accidente cerebrovascular.

Pruebas diagnósticas del accidente isquémico transitorio

Casi siempre, los signos y síntomas de un AIT habrán desaparecido por completo al momento de llegar al hospital. El diagnóstico de un AIT puede hacerse sólo con base en la historia clínica.

El médico llevará a cabo un examen físico para verificar si hay problemas cardíacos o vasculares, al igual que problemas con nervios y músculos.

La presión arterial puede estar alta. El médico utilizará un estetoscopio para escuchar el corazón y las arterias. Se puede escuchar un ruido anormal llamado soplo al auscultar la arteria carótida en el cuello u otra arteria.

Ver el articulo completo