#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 p,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 em,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 .column-title,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 .text-divider-double,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 .sep,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 .sep-2,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 .sep-3,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 td,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 th,#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986 caption{color:#70707c;}#wpv-column-a55985fd1192248c0364140eb49dd986:before{background-color:transparent;}
Perfil Genético Nutricional
Es un servicio de medicina preventiva y personalizada para el asesoramiento nutricional de acuerdo con nuestro perfil genético

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Dieta y recuperación de la drogadicción

Dieta y recuperación de la drogadicción, alimentación y recuperación de la drogadicción o nutrición y recuperación de la drogadicción.

La drogadicción afecta al cuerpo de dos maneras diferentes:

  • El efecto de la sustancia en sí
  • Los cambios negativos en el estilo de vida, como hábitos alimentarios irregulares y mala alimentación
Por ejemplo, los bebés expuestos al alcohol mientras se encontraban en el útero a menudo presentan problemas físicos y mentales. El alcohol afecta al feto cruzando la placenta. Después de nacer, el bebé puede tener síntomas de abstinencia. La desnutrición de la madre mientras está bebiendo puede afectar el desarrollo y crecimiento del bebé mientras está en el útero.

La recuperación de la drogadicción también afecta al cuerpo en otras formas, incluyendo metabolismo (procesamiento de la energía), funcionamiento de los órganos y bienestar mental. La nutrición apropiada puede ayudar en el proceso de curación. Los nutrientes le suministran al cuerpo la energía y proporcionan sustancias para formar y mantener órganos sanos, al igual que combatir infecciones.

A continuación se describe el impacto específico de las diferentes drogas sobre la nutrición:

OPIÁCEOS

Los opiáceos, incluyendo codeína, heroína y morfina, afectan el sistema gastrointestinal. El estreñimiento es un síntoma muy común del abuso de sustancias. Los síntomas frecuentes durante las abstinencia abarcan:

Estos síntomas pueden llevar a una falta de nutrientes suficientes y a un desequilibrio de electrolitos como sodio, potasio y cloruro.

Consumir comidas balanceadas puede reducir la gravedad de estos síntomas; sin embargo, comer puede ser difícil debido a las náuseas. Se recomienda una dieta alta en fibra con muchos carbohidratos complejos (como granos integrales, verduras, guisantes y legumbres).

ALCOHOL

El alcoholismo es una de las principales causas de deficiencia nutricional en los Estados Unidos. Las deficiencias más comunes son la de piridoxina (vitamina B6), tiamina y ácido fólico. La deficiencia de estos nutrientes causa anemia y problemas del sistema nervioso (neurológicos). El síndrome de Korsakoff (“cerebro húmedo”) ocurre cuando el consumo excesivo de alcohol causa una falta de suficiente tiamina.

La intoxicación con alcohol también deteriora a dos órganos mayores involucrados en el metabolismo y la nutrición: el hígado y el páncreas. El hígado desintoxica de sustancias nocivas y el páncreas regula el azúcar en la sangre y la absorción de la grasa. El deterioro de estos dos órganos produce un desequilibrio de líquidos, calorías, proteína y electrolitos.

Otras complicaciones abarcan:

  • Diabetes
  • Daño hepático permanente (o cirrosis)
  • Crisis epiléptica (convulsiones)
  • Desnutrición severa
  • Disminución de la expectativa de vida
Se pueden necesitar pruebas de laboratorio para proteínas, hierro y electrolitos con el fin de determinar si hay enfermedad hepática además del problema de alcohol. Las mujeres que beben mucho presentan un alto riesgo de osteoporosis y necesitan tomar suplementos de calcio.

ESTIMULANTES

El uso de estimulantes, como el crack, la cocaína y las metanfetaminas, disminuye considerablemente el apetito y lleva a la pérdida de peso y a la desnutrición. Los consumidores de estas drogas pueden permanecer despiertos durante días y pueden deshidratarse y sufrir desequilibrios electrolíticos durante estos episodios. El retorno a una alimentación normal puede ser difícil si ha habido una pérdida de peso considerable.

MARIHUANA

La marihuana puede aumentar el apetito. Algunos consumidores habituales pueden presentar sobrepeso y es posible que necesiten reducir la grasa, el azúcar y las calorías totales.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94