#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d p,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d em,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d .column-title,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d .text-divider-double,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d .sep,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d .sep-2,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d .sep-3,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d td,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d th,#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d caption{color:#70707c;}#wpv-column-d723d5b5c788f7efe901574d5326392d:before{background-color:transparent;}
Chequeo Cardiológico
El chequeo cardiológico es un paquete completo de alta gama, que consta de eletrocardiograma, ecocardiograma doppler color y, además, de los análisis de sangre avanzadas que son buenos indicadores de los riesgos de las arterias coronarias asociadas en un individuo por 150 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Amiloidosis cardíaca

Amiloidosis cardíaca o síndrome del corazón rígido o amiloidosis senil es un trastorno provocado por depósitos de una proteína anormal (amiloide) en el tejido cardíaco, lo que dificulta el trabajo apropiado del corazón.

Síntomas de la Amiloidosis cardíacaEs posible que algunos pacientes no presenten síntomas. Causas, incidencia y factores de riesgo

La amiloidosis se refiere a una familia de enfermedades en las cuales hay una acumulación de montones de proteínas llamadas amiloides en los tejidos y órganos corporales. Estas proteínas reemplazan lentamente el tejido normal, llevando a insuficiencia del órgano comprometido. Existen muchas formas de amiloidosis.

La amiloidosis cardíaca generalmente se presenta durante la amiloidosis primaria (amiloidosis tipo AL). La amiloidosis primaria a menudo se observa en personas con mieloma múltiple, un tipo de cáncer.

La amiloidosis cardíaca (“síndrome del corazón rígido”), ocurre cuando los depósitos de amiloides toman el lugar del músculo cardíaco normal. Esta afección es el tipo más típico de miocardiopatía restrictiva. Este tipo de amiloidosis puede afectar la forma como las señales eléctricas se trasladan a través del corazón (sistema de conducción). Esto puede llevar a que se presenten arritmias y alteraciones en la conducción (bloqueo cardíaco).

La amiloidosis secundaria (tipo AA) rara vez afecta el corazón. Sin embargo, una forma de esta amiloidosis, llamada amiloidosis senil, compromete el corazón y los vasos sanguíneos. La amiloidosis senil es causada por la sobreproducción de una proteína diferente. La afección se está volviendo más común a medida que la edad promedio de la población aumenta.

La amiloidosis cardíaca es más común en los hombres que en las mujeres y es una enfermedad poco frecuente en personas menores de 40 años.

Pruebas diagnósticas

Puede ser difícil diagnosticar una amiloidosis cardíaca, debido a que los signos pueden estar relacionados con muchas afecciones diferentes.

Los signos pueden abarcar:

  • Ruidos anormales en los pulmones (crepitantes pulmonares) o un soplo cardíaco
  • Presión arterial que es baja o puede disminuir cuando uno se pone de pie
  • Venas del cuello distendidas
  • Inflamación del hígado
Los siguientes exámenes se pueden usar para ayudar a diagnosticar la amiloidosis cardíaca:
Un ECG puede revelar problemas con los latidos cardíacos o las señales cardíacas (alteración de la conducción).

El diagnóstico se confirma por medio de una biopsia del corazón. Con frecuencia, se lleva a cabo una biopsia de otras áreas, como el abdomen, los riñones y la médula ósea, para confirmar el diagnóstico de amiloidosis.

El tratamiento

El médico especialista puede aconsejarle que cambie su dieta, lo cual puede incluir restricciones de sal y líquidos.

Es probable que necesite tomar diuréticos para ayudar a que su cuerpo elimine el exceso de líquido. El médico especialista puede igualmente solicitarle que se pese todos los días.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94