Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Arteriografía renal

Arteriografía renal, angiografía del riñón o angiograma renal es una radiografía especial de los vasos sanguíneos de los riñones y también se denomina angiografía renal.

Ver también: venografía renal

Forma en que se realiza la arteriografía

El examen se realiza en el hospital, con la persona acostada sobre una mesa de rayos X.

El médico limpia y rasura el área del cuerpo (generalmente cerca a la ingle) y luego coloca una aguja dentro de la arteria. Antes de insertar la aguja, aplica anestesia local en el área.

Una vez que la aguja está en la posición adecuada, se introduce un alambre delgado a través de ésta. Se saca la aguja y se coloca un tubo flexible, delgado y largo, llamado catéter, en su lugar. Un instrumento, llamado fluoroscopio, envía imágenes radiográficas especiales del cuerpo a un monitor de televisión, las cuales ayudan al radiólogo a guiar el catéter a la posición correcta. El catéter pasa sobre el alambre y se hace subir por dentro de los vasos principales de la pelvis hasta la aorta (el vaso sanguíneo principal que baja desde el corazón hasta la parte inferior del cuerpo).

El examen utiliza un tinte o colorante especial (llamado “medio de contraste”) para ayudar a que las arterias aparezcan mejor en la radiografía. Los vasos sanguíneos de los riñones son difíciles de ver con las radiografías ordinarias. El medio de contraste fluye a través del catéter dentro de la arteria renal.

Se toman imágenes radiográficas a medida que el medio de contraste va pasando a través de los vasos sanguíneos. A través del catéter, también se puede inyectar una solución salina (solución hidrosalina estéril) que contiene un anticoagulante con el fin de evitar la coagulación de la sangre en el área.

Se puede emplear una computadora para “sustraer” los huesos y tejidos en el área, de manera que se puedan ver únicamente los vasos sanguíneos llenos con el medio de contraste. Esto se denomina angiografía por sustracción digital (DSI, por sus siglas en inglés).

Después de tomar las radiografías, se retira el catéter e inmediatamente después se aplica presión en el área durante un período de 10 a 15 minutos o más para detener el sangrado. Después de ese tiempo, se revisa el área y se aplica un vendaje. La pierna debe mantenerse estirada durante 6 horas después del procedimiento.

Preparación para la arteriografía

La persona debe informarle al médico si:

  • Está embarazada
  • Alguna vez ha sufrido algún problema de sangrado
  • Actualmente toma anticoagulantes, incluyendo ácido acetilsalicílico (aspirina) diaria
  • Alguna vez ha tenido una reacción alérgica, especialmente las que tienen que ver con el material de contraste para los rayos X o sustancia yodadas

Se debe firmar una autorización. No se debe comer ni beber nada durante las 8 horas anteriores al examen. A la persona se le entrega una bata hospitalaria para que se la ponga y se le solicita quitarse todas las joyas. Asimismo, se le puede administrar un sedante o una pastilla analgésica antes del procedimiento.

Lo que se siente durante la arteriografía

La mesa de rayos X es dura y fría, pero se puede solicitar una frazada o una almohada.

Algunas personas sienten una punzada cuando se administra la anestesia (medicamento insensibilizador). Se sentirá un dolor agudo y breve al insertar el catéter y hay una sensación de presión a medida que éste avanza dentro del cuerpo.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM