Arteriopatía periférica en piernas Arteriopatía periférica en piernas es una enfermedad de los vasos sanguíneos que lleva al estrechamiento y endurecimiento de las arterias que irrigan las piernas y los pies. El estrechamiento de los vasos sanguíneos lleva a una disminución de la circulación, lo cual puede lesionar nervios y otros tejidos. Síntomas de: Arteriopatía periférica en piernas Los síntomas clásicos son dolor, molimiento, fatiga, ardor o molestia en los músculos de los pies, las pantorrillas o los muslos. Estos síntomas por lo general empiezan durante el momento del ejercicio o la caminata y desaparecen después de varios minutos de reposo. Al principio, estos síntomas pueden aparecer únicamente cuando usted camina cuesta arriba, camina más rápidamente o camina distancias más largas. Lentamente, estos síntomas aparecen de manera más rápida y con menos ejercicio. Las piernas o los pies pueden sentirse entumecidos al estar en reposo. Las piernas también pueden sentirse frías al tacto y la piel puede aparecer pálida. Cuando la arteriopatía periférica se vuelve grave, usted puede presentar: Impotencia Dolor y calambres en la noche Dolor u hormigueo en el pie o los dedos de los pies que pueden ser tan intenso que incluso el peso de la ropa o las sábanas de la cama es doloroso. Dolor que empeora cuando la pierna está elevada y mejora cuando usted descuelga las piernas sobre el lado de la cama. Úlceras que no sanan. Causas de: Arteriopatía periférica en piernas La arteriopatía periférica es causada por arterioesclerosis o “endurecimiento de las arterias”. Este problema ocurre cuando el material graso (placa) se acumula en las paredes de las arterias. Esto hace que las arterias se vuelvan más estrechas. Las paredes de las arterias también se vuelven más rígidas y no pueden ensancharse (dilatarse) para permitir un mayor flujo de sangre cuando se…