#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 p,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 em,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 .column-title,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 .text-divider-double,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 .sep,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 .sep-2,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 .sep-3,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 td,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 th,#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0 caption{color:#70707c;}#wpv-column-a04aab362ba87c594721d4b65d6f9ed0:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Artritis tuberculosa

Artritis tuberculosa o artritis granulomatosa es una infección de las articulaciones debido a tuberculosis (TB).

Ver también espondilitis

Síntomas de la artritis tuberculosaNota: la afección por lo general comienza lentamente y por lo regular compromete sólo una articulación. Causas de la artritis tuberculosa

La artritis tuberculosa es causada por la bacteria Tuberculosis micobacteriana.

Un pequeño número de personas con tuberculosis presentará esta forma de artritis. Las articulaciones comprometidas con mayor frecuencia son:

  • Tobillos
  • Caderas
  • Rodillas
  • Columna vertebral
  • Muñecas
La mayoría de los casos comprometen sólo una articulación.

La tuberculosis que compromete la columna se conoce a menudo como la enfermedad de Pott y constituye aproximadamente la mitad de todas las infecciones de los huesos relacionadas con la tuberculosis.

Exámenes y pruebas de la artritis tuberculosa

Un examen físico o chequeos médicos muestra hinchazón e irritación (inflamación) de la articulación.

Exámenes:

El tratamiento de la artritis tuberculosa

El objetivo del tratamiento es curar la infección con fármacos que combatan las bacterias de la tuberculosis. El tratamiento de la tuberculosis pulmonar activa siempre involucrará una combinación de muchos fármacos (por lo regular cuatro). Se continúa la administración de todos los fármacos hasta que las pruebas de laboratorio muestran qué medicamentos funcionan mejor.

Los fármacos que se utilizan con mayor frecuencia abarcan:

  • Isonizida
  • Rifampina
  • Pirazinamida
  • Etambutol
Otros fármacos que se pueden usar para tratar la tuberculosis abarcan:
  • Amikacina
  • Etionamida
  • Moxifloxacina
  • Ácido paraaminosalicílico
  • Estreptomicina
Usted posiblemente necesite tomar muchas píldoras diferentes en momentos diferentes del día durante 6 meses o más. Es muy importante que tome las píldoras de acuerdo con las instrucciones del médico.

Al médico o al personal de enfermería se le exige por ley notificar su tuberculosis a la secretaría de salud local. El equipo de asistencia sanitaria se asegurará de que usted reciba la mejor atención.

El hecho de tomar analgésicos y aplicar frío o calor a las articulaciones puede aliviar el dolor. La cirugía puede ser necesaria, especialmente para drenar los abscesos en la columna o para estabilizarla. Esta intervención casi nunca es necesaria para infecciones en otros sitios.

Expectativas (pronóstico)

Esta forma de artritis puede ser muy destructiva para los tejidos. El control de la infección debe evitar que más articulaciones resulten comprometidas. Sin embargo, la destrucción articular puede tener lugar antes de que la infección sea controlada.

ComplicacionesSituaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de este trastorno o de tuberculosis.

Prevención de la artritis tuberculosa

La tuberculosis es una enfermedad que se puede prevenir, incluso en aquellos que han estado expuestos a una persona infectada.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94