Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.
Precio de los chequeos: desde 90 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Neumotórax traumático

Neumotórax traumático o atelectasia pulmonar es una acumulación de aire dentro del tórax, entre el pulmón y la pared torácica interior, que hace que el pulmón colapse.

Ver también: neumotórax

Síntomas de Neumotórax traumático

Antecedentes de lesión torácica reciente o un procedimiento de alto riesgo, además de:

Causas, incidencia y factores de riesgo

El neumotórax traumático ocurre cuando una lesión física hace que el pulmón colapse. Puede ser el resultado de una lesión en el tórax a raíz de un disparo con arma de fuego o heridas con cuchillo. También puede ser causado por accidentes automovilísticos o puede ocurrir después de ciertos procedimientos médicos.

Los procedimientos médicos de alto riesgo abarcan biopsia transbronquial, biopsia pleural, toracocentesis, colocación de un catéter venoso central, anestesia por punción intercostal y esofagoscopia.

El neumotórax traumático generalmente está acompañado por hemotórax, una acumulación de sangre entre el pulmón y la pared torácica.

Exámenes y pruebas

Auscultar el tórax con un estetoscopio puede revelar disminución de los sonidos respiratorios en un lado y se puede presentar una coloración azulada de la piel, causada por la falta de oxígeno. La persona afectada puede presentar frecuencia cardíaca rápida.

Exámenes:

El tratamiento

El objetivo del tratamiento es extraer el aire del espacio pleural, permitiendo así que el pulmón se expanda nuevamente. Los pequeños neumotórax se pueden resolver por sí mismos.

La aspiración del aire, a través de un catéter de teflón conectado a una botella al vacío, puede volver a expandir el pulmón.

La colocación de una sonda pleural entre las costillas en el espacio pleural permite sacar el aire de allí, cuando no se logra con la simple aspiración o el neumotórax es grande. La reexpansión del pulmón puede tardar varios días con la sonda pleural puesta en su sitio y se requiere de hospitalización para su manejo.

Mientras la sonda pleural esté en su lugar, se pueden administrar antibióticos.

La cirugía puede ser necesaria para reparar desgarros en los pulmones o los bronquios.

Expectativas (pronóstico)

La recuperación del paciente depende de la gravedad de las lesiones; sin embargo, generalmente no se presentan efectos a largo plazo después de un tratamiento efectivo para el neumotórax.

Complicaciones

  • Sin tratamiento, se puede desarrollar un neumotórax a tensión.
  • Existe un pequeño riesgo de infección debido a la colocación de la sonda pleural.

Situaciones que requieren un especialista médico

Se debe llamar al médico si los síntomas se presentan nuevamente después del tratamiento de un neumotórax traumático.

Prevención

Se recomienda utilizar medidas de seguridad, como los cinturones de seguridad en el automóvil, para prevenir lesiones físicas.

Temas relacionados sobre Neumotórax traumático

Nombres alternativos

Atelectasia pulmonar

Referencias

Murray J, Nadel J. Libros de Texto de Medicina Respiratoria. 3rd ed. Philadelphia, Pa: WB Saunders; 2000.

Marx J. Rosens Medicina de emergencia: Conceptos y Práctica Clínica. 5th ed. St. Louis, Mo: Mosby; 2002.

Contenido: 25 de julio de 2007

Versión del inglés revisada por: Robert A. Cowles, MD, Profesor Adjunto de Cirugía, Universidad de Columbia Colegio de Médicos y Cirujanos, New York, NY.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00