#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc p,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc em,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc .column-title,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc .text-divider-double,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc .sep,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc .sep-2,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc .sep-3,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc td,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc th,#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc caption{color:#70707c;}#wpv-column-6a24839a36c4cbc15bd50803ffe4c0dc:before{background-color:transparent;}
Segunda Opinión Médica
La toma de decisiones importantes acerca de los tratamientos médicos o quirúrgicos para usted o un miembro de la familia puede ser un proceso confuso y estresante. Cuando se trata de su salud y bienestar, la comprensión de su condición y opciones es un primer paso crucial en la búsqueda de lo que es mejor para usted y su familia.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Ano imperforado

Ano imperforado, malformación anorrectal o atresia anal es un defecto que está presente al nacer (congénito) que implica ausencia u obstrucción del orificio anal. El ano es la abertura hacia el recto a través de la cual las heces salen del cuerpo.

Síntomas del ano imperforado
  • Orificio anal muy cerca de la abertura vaginal en las mujeres.
  • El bebé no elimina la primera deposición al cabo de 24 a 48 horas después del nacimiento.
  • Ausencia o desplazamiento del orificio anal.
  • Las deposiciones salen a través de la vagina, la base del pene, el escroto o la uretra.
  • Área abdominal hinchada.
Causas del ano imperforado

El ano imperforado puede ocurrir de varias maneras:

  • El recto puede terminar en una bolsa ciega que no se conecta con el colon.
  • El recto puede tener aberturas hacia la uretra, la vejiga, la base del pene o el escroto en los niños o la vagina en las niñas.
  • Puede haber estrechamiento (estenosis) o ausencia del ano.
El problema es causado por el desarrollo anormal del feto. Muchas formas de ano imperforado ocurren con otras anomalías congénitas. Esta anomalía se presenta en más o menos 1 de cada 5,000 bebés.

Pruebas y exámenes del ano imperforado

Un médico puede diagnosticar esta afección durante un examen físico. Se pueden recomendar estudios imagenológicos.

El tratamiento del ano imperforado

El bebé debe ser examinado en busca de otros problemas, especialmente los que afectan los genitales, las vías urinarias y la columna.

Se requiere cirugía para corregir el ano. Si el recto se comunica con otros órganos, también será necesaria la reparación de estos órganos. Con frecuencia, se requiere una colostomía temporal (conectar el extremo del intestino grueso a la pared abdominal de manera que las heces se puedan recolectar en una bolsa).

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las anomalías se pueden corregir eficazmente con cirugía. La mayoría de los niños con anomalías leves tienen un muy buen pronóstico; sin embargo, el estreñimiento puede ser un problema.

Los niños que tienen cirugías más complejas por lo regular aún tendrán control sobre sus deposiciones. Sin embargo, con frecuencia, necesitan seguir un programa para el intestino, el cual incluye comer alimentos ricos en fibra, tomar ablandadores de heces y algunas veces usar enemas.

Algunos niños pueden necesitar más cirugía.

Cuándo llamar a un médico especialista

Este problema por lo general se descubre cuando se examina al bebé por primera vez. Llame al médico si el niño que fue tratado por ano imperforado tiene dolor abdominal o no logra tener ningún control intestinal hacia la edad de tres años.

Prevención del ano imperforado

Como en la mayoría de los defectos congénitos, no se conoce prevención alguna.

Temas relacionados sobre Ano imperforadoNombres alternativos

Malformación anorrectal, Atresia anal

Referencias

Warner BW. Cirugía pediátrica. En: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Libro de texto de Cirugía. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 71.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94