#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be p,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be em,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be .column-title,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be .text-divider-double,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be .sep,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be .sep-2,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be .sep-3,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be td,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be th,#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be caption{color:#70707c;}#wpv-column-3c665438e058cc74be124a2e5da150be:before{background-color:transparent;}
Chequeo Cardiológico
El chequeo cardiológico es un paquete completo de alta gama, que consta de eletrocardiograma, ecocardiograma doppler color y, además, de los análisis de sangre avanzadas que son buenos indicadores de los riesgos de las arterias coronarias asociadas en un individuo por 150 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Atresia tricúspide

Atresia tricúspide o atresia tricuspídea es un tipo de cardiopatía congénita en el cual la válvula tricúspide del corazón está ausente o no se ha desarrollado normalmente. Este defecto obstruye el flujo de sangre desde la aurícula derecha al ventrículo derecho del corazón.

Síntomas de la atresia tricúspide
  • Cianosis (coloración azulada de la piel)
  • Tendencia a la fatiga
  • Dificultad para respirar (disnea)
  • Respiración rápida
  • Crecimiento deficiente
Causas de la atresia tricúspide

La atresia tricúspide es una forma poco común de cardiopatía congénita que afecta alrededor de 5 de cada 100,000 nacidos vivos. El 20% de los pacientes con esta afección también padecerá otros problemas cardíacos.

Normalmente, la sangre fluye desde el cuerpo hacia la aurícula derecha, luego a través de la válvula tricúspide hasta el ventrículo derecho y luego continúa hasta los pulmones. Si la válvula tricúspide no se abre, la sangre no puede fluir desde la aurícula derecha hacia el ventrículo derecho y finalmente no puede ingresar a los pulmones donde tiene que ir para recoger oxígeno (oxigenarse).

Los bebés con atresia tricúspide son generalmente cianóticos (coloración azulada de la piel) y fácilmente presentan dificultad para respirar.

Pruebas diagnósticas de la atresia tricúspide

Esta afección se puede descubrir durante una ecografía prenatal de rutina o cuando el bebé es examinado poco después del nacimiento. La cianosis está presente desde el nacimiento. A menudo, se presenta un soplo cardíaco que puede aumentar su intensidad en algunos meses.

Los exámenes pueden ser los siguientes:

El tratamiento de la atresia tricúspide

Una vez que se hace el diagnóstico, el bebé será llevado a la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) y es posible que se necesite un respirador (ventilador) para ayudarle a respirar. Asimismo, se utiliza un medicamento llamado prostaglandina E1 para mantener la circulación de la sangre hacia el cuerpo.

Esta afección siempre requiere cirugía. Si el corazón es incapaz de bombear suficiente sangre hacia los pulmones y el resto del cuerpo, la primera cirugía generalmente se da dentro de los primeros días de vida. En este procedimiento, se inserta una derivación o comunicación artificial para mantener el flujo de sangre hacia los pulmones. En algunos casos, esta primera cirugía no es necesaria.

Después de esto, el bebé generalmente sale del hospital. El niño necesitará tomar uno o más medicamentos diarios y se le deberá hacer un seguimiento minucioso por parte de un cardiólogo pediatra, quien determinará cuándo se debe llevar a cabo la segunda etapa de la cirugía.

La segunda etapa de la cirugía se denomina derivación de Glenn o procedimiento Hemifontan. Este procedimiento conecta la mitad de las venas que transportan sangre azul desde la mitad superior del cuerpo directamente a la arteria pulmonar. La cirugía generalmente se realiza cuando el niño tiene entre 4 y 6 meses de edad.

Durante la etapa I y II, el niño aún puede lucir de color algo azulado (cianótico).

La etapa III, el paso final, se denomina procedimiento de Fontan. El resto de las venas que llevan sangre azul desde el cuerpo se conecta directamente a la arteria pulmonar que lleva a los pulmones, y el ventrículo derecho ahora sólo tiene que bombear hacia el cuerpo y ya no más a los pulmones.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94