Consulta de Psiquiatría

Los especialistas en psiquiatría adaptan a las circunstancias particulares del enfermo las terapias, incluyendo un tratamiento integral a través de la orientación psicoterápica para encontrar solución médica a sus trastornos de personalidad.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hiperactividad

Hiperactividad, aumento de la actividad o comportamiento hiperquinético es un estado de demasiada actividad muscular. Este término también se utiliza para describir una situación en la que una porción particular del cuerpo está muy activa, como cuando una glándula produce demasiada cantidad de su hormona particular.

Ver también trastorno de hiperactividad y déficit de atención (ADHD).

Consideraciones generales

El comportamiento hiperactivo suele referirse a un grupo de características tales como: agresividad, actividad constante, tendencia a la distracción, impulsividad, incapacidad para concentrarse y otros comportamientos parecidos.

Los comportamientos característicos pueden ser: inquietud o movimiento constante, deambular, hablar en exceso y dificultad para participar en actividades silenciosas como la lectura.

La hiperactividad no es fácil de definir pues suele depender de la tolerancia del observador, ya que el comportamiento que puede parecer excesivo para una persona puede no parecer excesivo para otra. Sin embargo, ciertos niños comparados con otros claramente son más activos, lo cual se puede convertir en un problema si esta situación interfiere con el desempeño escolar o la capacidad para hacer amigos.

A menudo, la hiperactividad se considera más un problema para las escuelas y los padres que en sí para el niño afectado. Sin embargo, muchos niños hiperactivos son infelices e incluso depresivos, dado que su incapacidad para quedarse quietos los hace blanco de peleas, se les dificulta entrar en contacto con otros niños, puede dificultar el trabajo escolar y hacer del castigo una situación común.

El comportamiento hiperquinético (movimiento excesivo) suele disminuir a medida que el niño crece y puede desaparecer por completo en la adolescencia.

Causas comunes

Cuidados en el hogar

Un niño que normalmente es muy activo suele responder bien a instrucciones específicas y a un programa de actividad física regular. Por otro lado, un niño hiperactivo tiene dificultades para seguir instrucciones y controlar los impulsos.

Se debe llamar al médico si

  • El niño parece ser persistentemente hiperactivo.
  • El niño es muy activo, además de agresivo e impulsivo y tiene problemas para concentrarse.
  • El nivel de actividad del niño está causándole dificultades sociales o con el desempeño escolar.

Lo que se puede esperar en la clínica

Se hace la historia clínica y se realiza un examen físico. Además, puede haber una revisión del ambiente escolar y familiar.

Las preguntas para la documentación detallada de una historia médica sobre la hiperactividad pueden ser:

  • ¿Este comportamiento es nuevo en el niño o siempre ha sido muy activo?
  • ¿Está empeorando el comportamiento?
  • ¿Qué es exactamente lo que se notó?
  • ¿Es un niño físicamente activo?
  • ¿Es un niño que se distrae con facilidad?
  • ¿Es un niño que tiene problemas para seguir instrucciones?
  • ¿Se ha notado algo que aumente o disminuya la actividad del niño?
  • ¿Es el niño más activo en la escuela que en el hogar?
  • ¿Qué otros síntomas están presentes?

El médico especialista puede recomendar una evaluación psicológica completa.

Temas relacionados sobre Hiperactividad

Nombres alternativos

Aumento de la actividad, Comportamiento hiperquinético

Referencias

Contenido: 26 de abril de 2010

Versión del inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Profesor Adjunto de Pediatría Clinica, Universidad de Washington Facultad de Medicina.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00