#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 p,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 em,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 .column-title,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 .text-divider-double,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 .sep,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 .sep-2,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 .sep-3,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 td,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 th,#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966 caption{color:#70707c;}#wpv-column-f1fc65a072586b33781074337dc2b966:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Necrosis ósea

Necrosis ósea, necrosis avascular, osteonecrosis, necrosis ósea isquémica, AVN o necrosis aséptica es la muerte del hueso causada por un riego sanguíneo insuficiente al área. Es más común en la cadera y el hombro, pero puede afectar otras articulaciones grandes, como la rodilla, el codo, la muñeca y el tobillo.

Síntomas de la necrosis ósea

No se presentan síntomas en las etapas iniciales de la enfermedad. A medida que el daño óseo empeora, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor en la articulación que se puede incrementar gradualmente y que se torna muy fuerte si el hueso colapsa
  • Dolor que se presenta incluso en reposo
  • Rango de movimiento limitado
  • Dolor en la ingle si la articulación afectada es la cadera
  • Cojera, si la afección ocurre en o por debajo de las caderas
Causas de la necrosis ósea

La osteonecrosis ocurre cuando parte del hueso no recibe sangre y muere. Después de un tiempo, el hueso puede colapsar. Si esta afección no recibe tratamiento, la articulación se deteriorará y esto se convertirá en artritis grave.

La osteonecrosis puede ser causada por una enfermedad o un traumatismo grave, como una fractura o dislocación, que afecta el riego sanguíneo al hueso. Muchas veces, no se presenta ningún traumatismo ni enfermedad. Esto se denomina “osteonecrosis idiopática”, lo cual significa que ocurre sin una causa conocida.

Lo siguiente puede causar osteonecrosis:

Algunas enfermedades que pueden estar asociadas con el desarrollo de esta afección abarcan:
Cuando la osteonecrosis ocurre en la articulación del hombro, generalmente se debe a un tratamiento prolongado con esteroides o a antecedentes de traumatismo en esa parte.

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes es una afección similar que se observa en niños y adolescentes.

Pruebas y exámenes de la necrosis ósea

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos completo para averiguar si usted tiene alguna enfermedad o trastorno que puedan afectar los huesos. Le harán preguntas como las siguientes con respecto a los síntomas y a la historia clínica. Éstas podrían ser:

  • ¿Cuándo comenzó el dolor?
  • ¿Se disemina (irradia) a alguna parte?
  • ¿Es constante o mejora en la noche o en reposo?
  • ¿Ha notado alguna diferencia en cuánto o qué tan lejos se puede trasladar (su movilidad)?
  • ¿Ayudan los analgésicos?
  • ¿Está tomando algún tipo de esteroides o alguna vez los ha tomado?
  • ¿Consume alcohol? Si es así, ¿cuánto?
No olvide comentarle al médico acerca de cualquier medicamento o suplemento vitamínico que esté tomando, incluso los medicamentos de venta libre.

Después del examen, el médico pedirá uno o más de los siguientes:

El tratamiento de la necrosis ósea

Si el médico conoce la razón del desarrollo de la osteonecrosis, parte del tratamiento se enfocará hacia la afección subyacente. Por ejemplo, si la razón es un trastorno en la coagulación de la sangre, el tratamiento constará, en parte, de medicamentos trombolíticos.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94