#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 p,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 em,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 .column-title,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 .text-divider-double,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 .sep,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 .sep-2,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 .sep-3,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 td,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 th,#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614 caption{color:#70707c;}#wpv-column-b5b41bc7a3833c58fd452aa6b7214614:before{background-color:transparent;}
Resonancia Magnetica de Cerebral
En muchos casos, la RM da información que no puede ser visto en rayos X, ecografía o TAC. La resonancia magnética de la cabeza puede ser utilizado para buscar la causa de dolores de cabeza. Precio 270 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Cirugía del cerebro

Cirugía del cerebro es un procedimiento para tratar problemas en el cerebro y estructuras circundantes.

Definición

Antes de la cirugía, se rasura el cabello en parte del cuero cabelludo y se limpia el área. El médico hace una incisión quirúrgica a través del cuero cabelludo. La ubicación de esta incisión depende de dónde esté localizado el problema en el cerebro.

El cirujano crea un agujero en el cráneo y extrae un fragmento llamado colgajo óseo.

De ser posible, el cirujano hará un agujero más pequeño e introducirá un tubo con una luz y cámara en su extremo, llamado endoscopio. La cirugía se realizará con herramientas puestas a través del endoscopio. Una resonancia magnética o una tomografía computarizada pueden ayudar a guiar al médico hasta el lugar apropiado en el cerebro.

Durante la cirugía, el cirujano puede:

  • Cortar un aneurisma para interrumpir el flujo sanguíneo.
  • Extirpar un tumor o un pedazo de tumor para una biopsia.
  • Extirpar tejido cerebral anormal.
  • Drenar sangre o una infección.
El colgajo de hueso normalmente se reemplaza después de la cirugía, usando placas de metal pequeñas, suturas o alambres. Es posible que el colgajo de hueso no se vuelva a colocar allí si la cirugía involucró un tumor o una infección, o si el cerebro estaba hinchado. (Esto se denomina cranectomía).

El tiempo que toma la cirugía depende del problema que se esté tratando.

Por qué se realiza el procedimiento

La cirugía cerebral se puede hacer si usted tiene:

  • Tumor cerebral.
  • Sangrado (hemorragia) en el cerebro.
  • Coágulos de sangre (hematomas) en el cerebro.
  • Debilidades en los vasos sanguíneos (Ver también: reparación de aneurisma cerebral).
  • Vasos sanguíneos anormales en el cerebro (malformaciones arteriovenosas; MAV)
  • Daño a tejidos que cubren el cerebro (duramadre).
  • Infecciones en el cerebro (abscesos cerebrales).
  • Dolor facial o neuralgia intensa (como la neuralgia del trigémino o un tic doloroso).
  • Fracturas del cráneo.
  • Presión en el cerebro después de una lesión o accidente cerebrovascular.
  • Epilepsia.
  • Ciertas enfermedades cerebrales (tales como el mal de Parkinson) que se pueden aliviar con la implantación de un dispositivo electrónico.
Cuales son los riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
Los riesgos de cualquier cirugía son:
  • Sangrado
  • Infección
Los posibles riesgos de la cirugía del cerebro son:
  • La cirugía en cualquier área puede causar problemas con el habla, la memoria, la debilidad muscular, el equilibrio, la visión, la coordinación y otras funciones. Estos problemas pueden durar por un tiempo corto o pueden no desaparecer.
  • Coágulo de sangre o sangrado en el cerebro
  • Convulsiones
  • Accidente cerebrovascular
  • Coma
  • Infección en el cerebro, en una herida o en el cráneo
  • Inflamación cerebral
Antes del procedimiento

El médico lo examinará y puede pedir exámenes radiográficos y de laboratorio.

Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería:

  • Si podría estar en embarazo.
  • Qué fármacos está tomando, incluso las drogas, suplementos, vitaminas o hierbas que haya comprado sin una receta.
  • Si ha estado tomando mucho alcohol.
  • Si toma ácido acetilsalicílico (Aspirina) o antinflamatorios como ibuprofeno.
  • Si tiene alergias o reacciones a medicamentos o al yodo.
Durante los días antes de la cirugía:
  • Se le puede solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (Aspirina), ibuprofeno, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94