Consulta de Urología

La dedicación de nuestros urólogos especialistas posibilita la realización de consultas médicas y pruebas en lapsos de tiempo reducidos, obteniendo a menudo resultados en menos de 3 días.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Biopsia ureteral retrógrada por cepillado

Biopsia ureteral retrógrada por cepillado o citología ureteral retrógrada con biopsia por cepillado es un procedimiento en el cual se extrae una muestra de tejido del riñón o del uréter para examinarla.

Forma en que se realiza la biopsia ureteral retrógrada por cepillado

Este procedimiento se puede realizar bajo anestesia regional (raquídea) o anestesia general y toma aproximadamente de 30 a 60 minutos.

Primero, se introduce un tubo delgado y largo (cistoscopio) a través de la uretra hasta la vejiga. Luego, se inserta un alambre guía a través del cistoscopio dentro del uréter (tubo que se encuentra entre la vejiga y el riñón).

Se retira el cistoscopio dejando el alambre guía ubicado en su lugar. A continuación, se pasa una pequeña cámara para visualizar el interior del uréter y del riñón (ureteroscopio) que se inserta por encima o al lado del alambre guía.

Se pasa un cepillo de nailon o de acero a través del ureteroscopio. Se frota el área sospechosa con el cepillo. En lugar del cepillo, se pueden utilizar pinzas (fórceps) para recoger una muestra de tejido.

El cepillo o las pinzas para biopsia se retiran. El tejido se toma del instrumento y se envía a un laboratorio de patología para su análisis. Finalmente, el instrumento y la guía se retiran completamente del cuerpo.

Preparación para la biopsia ureteral retrógrada por cepillado

Generalmente se recomienda no comer nada durante aproximadamente 6 horas. El médico brindará las instrucciones correspondientes a la preparación específica que se necesite.

Lo que se siente durante la biopsia ureteral retrógrada por cepillado

Después de terminar el examen, se pueden sentir algunos calambres o molestias leves y se puede experimentar una sensación de ardor con las primeras micciones. Asimismo, es posible que se observe algo de sangre en la orina durante algunos días después del procedimiento.

Razones por las que se realiza la biopsia ureteral retrógrada por cepillado

Este examen se usa para tomar una muestra de tejido del riñón (pelvis o cálices renales) o del uréter. Se lleva a cabo cuando una radiografía u otro examen han mostrado un área que levanta sospecha (lesión) o hay células sospechosas en la orina.

Los valores normales de la biopsia ureteral retrógrada por cepillado

El tejido tiene una apariencia normal.

Significado de los valores anormales de la biopsia ureteral retrógrada por cepillado

Los resultados anormales pueden mostrar células cancerosas (carcinoma). Este examen a menudo se hace para diferenciar las lesiones no cancerosas (benignas) de las lesiones cancerosas (malignas).

Cuáles son los riesgos de la biopsia ureteral retrógrada por cepillado

  • Alergia a los anestésicos
  • Sangrado
  • Infección (infección urinaria, pielonefritis o sepsis)
  • Agujero (perforación) en el uréter

Coméntele al médico si usted tiene cualquier alergia a los mariscos, ya que puede causar reacciones alérgicas si el medio de contraste utilizado durante este examen se administra a través de una vena (vía intravenosa).
Consideraciones especiales

Este examen no se debe realizar en personas con infección urinaria aguda u obstrucción en o debajo del sitio de la biopsia.

Después del examen, esté atento al dolor abdominal o dolor de costado e infórmele al médico de inmediato si se presenta dolor excesivo, fiebre o escalofrío.

Una pequeña cantidad de sangre en la orina es normal durante las primeras veces que uno orina después del procedimiento.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00