Consulta de Oftalmología

Los expertos profesionales que trabajan en la Clínica DAM tienen un amplia experiencia que les avala en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades relacionadas con la visión.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Cirugía de párpados

Cirugía de párpados o blefaroplastia es una intervención que se lleva a cabo para reparar los párpados superiores hundidos o caídos (ptosis).

¿Qué es la cirugía de párpados?

El párpado caído o hundido se presenta en forma natural con el aumento de la edad, sin embargo, algunas personas nacen con este rasgo o desarrollan enfermedades, como la miastenia grave, que lo causan.

Una cirugía de párpados o blefaroplastia generalmente se lleva a cabo mientras usted está despierto. Le administran un medicamento para aliviar la ansiedad. El cirujano inyectará un anestésico alrededor del ojo, de tal manera que usted no sienta dolor durante la cirugía.

El cirujano hará pequeñas incisiones en los pliegues o dobleces naturales de los párpados y luego retirará cualquier piel flácida y tejido graso sobrantes. Después de templar los músculos del párpado, el cirujano coloca puntos de sutura en el área.

La cirugía de reparación del párpado rara vez requiere hospitalización. Se efectúa en la clínica o como cirugía ambulatoria en una clínica.

Indicaciones de la cirugía de párpados

La cirugía de párpados es necesaria para aquellas personas que tienen el párpado demasiado caído y que interfiere con la visión.

Algunas personas se someten a esta cirugía para mejorar su apariencia y en este caso se denomina cirugía electiva o estética. La cirugía de párpados puede realizarse sola o junto con otra cirugía facial, como levantamiento de cejas o estiramiento facial.

La cirugía de párpados no quita las arrugas alrededor de los ojos, ni levanta las cejas caídas, ni tampoco elimina los círculos oscuros debajo de los ojos.

Cuales son los riesgos de la cirugía de párpados

Los riesgos de una cirugía de párpados pueden ser:

  • Daño al ojo o pérdida de la visión (infrecuente).
  • Dificultad para cerrar los ojos al dormir (rara vez es permanente).
  • Visión borrosa o doble.
  • Hinchazón temporal de los párpados.
  • Pequeñas manchas blancas después de que los puntos sean retirados.
  • Cicatrización lenta.
  • Curación o cicatrización desigual.

Los problemas médicos que hacen más riesgosa la blefaroplastia son:

Los riesgos de cualquier anestesia abarcan:

  • Problemas respiratorios
  • Reacciones a los medicamentos

Los riesgos de cualquier cirugía abarcan:

  • Sangrado
  • Infección

Después de la cirugía de párpados

Las cicatrices pueden quedar un poco rosadas durante 6 meses o más después de la cirugía, pero finalmente se desvanecerán dejando una línea blanca y delgada casi invisible. La apariencia de lucir más alerta y juvenil puede durar años y estos resultados son permanentes para muchas personas.

Convalecencia

Generalmente, usted puede irse para la casa el día de la cirugía. Antes de su salida, el médico o el personal de enfermería le cubrirán los ojos y párpados con un ungüento y un vendaje. Los ojos pueden sentirse tensos y doloridos a medida que el efecto de la anestesia desaparece; sin embargo, el malestar se controla fácilmente con analgésicos.

Mantenga la cabeza elevada lo más que se pueda durante varios días y coloque compresas frías sobre el área para reducir la hinchazón y los hematomas.

El médico especialista puede recomendar gotas para los ojos con el fin de disminuir el ardor o la picazón.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00