Consulta de Urología

La dedicación de nuestros urólogos especialistas posibilita la realización de consultas médicas y pruebas en lapsos de tiempo reducidos, obteniendo a menudo resultados en menos de 3 días.
Precio de la consulta 50 €


Ilustración:

Obstrucción de la unión ureteropélvica

Obstrucción de la unión ureteropélvica, obstrucción de la UUP, obstrucción de la unión U-P o bloqueo de la unión ureteropélvica es un bloqueo en el área que conecta la pelvis renal (parte del riñón) a uno de los conductos (uréteres) que lleva la orina a la vejiga.

Síntomas de la obstrucción de la unión ureteropélvica

Puede no haber ningún síntoma, pero cuando ocurren, pueden abarcar:

  • Dolor de costado o en la espalda
  • Orina con sangre (hematuria)
  • Tumor en el abdomen (masa abdominal)
  • Infección renal
  • Crecimiento deficiente en bebés (retraso en el desarrollo)
  • Infección urinaria, generalmente con fiebre
  • Vómitos

Causas de la obstrucción de la unión ureteropélvica

La obstrucción de la unión ureteropélvica generalmente ocurre cuando el bebé aún está creciendo en el vientre de la madre, lo que se denomina una afección genética (presente desde el nacimiento). La mayoría de las veces, la obstrucción es causada cuando la conexión entre el uréter y la pelvis renal se estrechan, provocando acumulación de la orina y daño al riñón.

Esta afección también puede ser causada cuando un vaso sanguíneo está localizado en la posición equivocada sobre el uréter. En los niños mayores y en los adultos, la obstrucción de la unión ureteropélvica puede deberse a tejido cicatricial, infección, tratamiento previo para un bloqueo o cálculos renales.

La obstrucción de la unión ureteropélvica es la causa de obstrucción urinaria que se diagnostica con más frecuencia en los niños y ahora se diagnostica comúnmente durante las ecografías prenatales. Sin embargo, en algunos casos, esta afección no se observa hasta después del nacimiento. Los niños pueden tener una masa abdominal o una infección urinaria.

Los casos más severos de obstrucción de la unión ureteropélvica pueden requerir cirugía a comienzos de la vida. Sin embargo, es posible que la mayoría de los casos no necesiten intervención quirúrgica hasta una etapa posterior en la vida de la persona, y algunos casos definitivamente no requieren cirugía.

Pruebas y exámenes de la obstrucción de la unión ureteropélvica

Una ecografía durante el embarazo puede mostrar problemas renales en el feto.

Los exámenes que se realizan después del nacimiento pueden ser:

El tratamiento de la obstrucción de la unión ureteropélvica

La cirugía para corregir la obstrucción permite que la orina fluya normalmente. Generalmente, se practica una cirugía abierta (invasiva) en los bebés, mientras que los adultos pueden tratarse con procedimientos menos invasivos. Estos procedimientos implican incisiones quirúrgicas más pequeñas que la cirugía abierta y pueden abarcar:

  • Técnica endoscópica (retrógrada) que no requiere una incisión quirúrgica en la piel. En lugar de esto, se coloca un pequeño instrumento dentro de la uretra que le permite al cirujano abrir la obstrucción desde el interior.
  • Técnica percutánea (anterógrada) que implica una pequeña incisión quirúrgica en el lado del cuerpo entre las costillas y la cadera.
  • Pieloplastia que elimina el tejido cicatricial del área bloqueada y conecta la parte sana del riñón al uréter sano.

Recientemente, se ha utilizado la laparoscopia para tratar la obstrucción de la unión ureteropélvica en niños y adultos que no han tenido éxito con otros procedimientos.

Se puede colocar una sonda, llamada stent, para drenar el riñón hasta que la persona sane. También se puede necesitar una sonda de nefrostomía, que se coloca en un costado del paciente con el fin de drenar la orina, por un período corto después de la cirugía.

Ver el articulo completo