Consulta de Urología

La dedicación de nuestros urólogos especialistas posibilita la realización de consultas médicas y pruebas en lapsos de tiempo reducidos, obteniendo a menudo resultados en menos de 3 días.
Precio de la consulta 50 €

Cirugías para la incontinencia urinaria de esfuerzo en mujeres

Cirugías para la incontinencia urinaria de esfuerzo en mujeres, operación de Marshall-Marchetti, suspensión uretral, suspensión vesicouretral, cabestrillo púbico-vaginal, procedimiento de la cinta transvaginal o procedimiento de Burch.

Las cirugías para la incontinencia urinaria de esfuerzo en las mujeres ayudan a controlar la filtración involuntaria de orina colocando un soporte a la estructura de la uretra y la vejiga.

Definición de la cirugías para la incontinencia urinaria de esfuerzo en mujeres

Las cirugías abiertas de vejiga y uretra generalmente se llevan a cabo para prevenir el escape de orina asociado con la incontinencia urinaria de esfuerzo, una filtración involuntaria de orina que ocurre cuando la persona ríe, tose, estornuda o levanta objetos pesados. Esta afección puede ser causada por una deformidad o daño en la uretra, la vejiga o los músculos pélvicos. Igualmente, los embarazos múltiples y la menopausia pueden causar una pérdida del tono muscular en el área de la vejiga.

La vejiga puede colgarse por dentro o por fuera de la vagina y la persona puede sentirla durante la relación sexual o incluso puede verla saliendo por fuera de la vagina.

La cirugía se hace para intentar regresar la vejiga y la uretra a su posición normal. Hay dos formas comunes de realizar la cirugía para la incontinencia urinaria de esfuerzo: a través de la pared abdominal o a través de la vagina. Esta cirugía puede requerir ya sea anestesia general, local o regional (en la columna).

El paciente regresa de la cirugía con un catéter de Foley o un catéter suprapúbico. La orina inicialmente puede aparecer sanguinolenta, pero esto debe desaparecer gradualmente. El lapso de tiempo en que estos catéteres se dejan en el lugar depende de la capacidad de la persona para vaciar completamente la vejiga. Se pueden retirar algunos días después de la cirugía o se pueden dejar allí por un período de tiempo mayor.

Otra opción de tratamiento es el uso de un cistoscopio (una sonda para visualizar el área vesical) con el fin de inyectar un agente formador de masa, como el colágeno, dentro de la uretra. Estas inyecciones ayudan a hacer que la abertura de la uretra sea más pequeña, lo cual impide la pérdida de orina.

Indicaciones de la cirugías para la incontinencia urinaria de esfuerzo en mujeres

La reparación de la vejiga y la uretra se puede recomendar para el tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo (incapacidad para impedir la filtración de orina al toser, estornudar, reír, saltar, caminar, sentarse o ponerse de pie).

Cuales son los riesgos de la cirugías para la incontinencia urinaria de esfuerzo en mujeres

Los riesgos para estos tipos de cirugías comprenden:

  • Lesión vesical o uretral
  • Cura incompleta de la incontinencia urinaria de esfuerzo
  • Retención urinaria
  • Vejiga hiperactiva

Los riesgos para cualquier procedimiento con anestesia son:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios

Los riesgos que implica cualquier tipo de cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección

Después de la cirugías para la incontinencia urinaria de esfuerzo en mujeres

Esta cirugía puede ser muy útil para pacientes que presenten incontinencia urinaria de esfuerzo.

Convalecencia

La cantidad de tiempo que toma la recuperación de la cirugía depende del individuo. Dicha estimación la puede hacer el médico sobre la base del estado general de salud de la persona antes de la cirugía.