Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Calambres musculares

Calambres musculares o calambres en los músculos son contracciones (movimientos) involuntarias, y a menudo dolorosas, de los músculos.

Consideraciones generales

Los calambres musculares son comunes y se pueden interrumpir estirando el músculo afectado, el cual se puede sentir duro o que protruye.

Los calambres musculares son diferentes de las fasciculaciones musculares, las cuales se abordan por separado en otro artículo.

Causas comunes

Los calambres musculares con frecuencia se presentan cuando un músculo se sobrecarga o se lesiona. Entrenar cuando usted no ha tomado los líquidos suficientes (está deshidratado) o cuando usted tiene niveles bajos de minerales, como potasio o calcio, también puede hacerlo más propenso a tener un espasmo muscular.

Los calambres musculares pueden ocurrir mientras usted practica tenis o golf, bolos, natación o hace cualquier otro ejercicio.

Los espasmos musculares también pueden ser provocados por las siguientes afecciones:

Cuidados en el hogar

Al primer signo de un espasmo muscular, suspenda su actividad y trate de hacer estiramiento y masajear el músculo afectado. El calor relajará el músculo cuando el espasmo empiece, pero el hielo puede servir después del primer espasmo y cuando el dolor haya mejorado.

Si el músculo todavía duele, los antinflamatorios no esteroides pueden ayudar con el dolor. Si los calambres musculares son intensos, su médico puede recetarle antiespasmódicos.

La causa más común de calambres musculares durante la actividad deportiva es la deshidratación. Con frecuencia, tomar agua los aliviará; sin embargo, el agua sola no siempre ayuda. Las sales efervescentes o las bebidas para deportistas, las cuales también reponen los minerales perdidos, pueden ser útiles.

Otras sugerencias para aliviar los calambres musculares:

  • Cambie sus entrenamientos de manera que usted esté ejercitándose dentro de sus capacidades.
  • Tome bastante líquido mientras hace ejercicio y aumente la ingesta de potasio (el jugo de naranja y los bananos son grandes fuentes de este elemento).
  • Haga estiramiento para mejorar la flexibilidad.

Se debe llamar al médico si

Consulte con el médico si los calambres musculares:

  • Son fuertes
  • No desaparecen con el simple estiramiento
  • Siguen reapareciendo
  • Duran mucho tiempo

Lo que se puede esperar en la clínica

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y hará preguntas acerca de la historia clínica, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaron a presentarse los espasmos?
  • ¿Cuánto tiempo duran?
  • ¿Con qué frecuencia se presentan los espasmos musculares?
  • ¿Cuáles son los músculos afectados?
  • ¿Afectan siempre la misma área?
  • ¿Está embarazada?
  • ¿Ha estado experimentando vómitos, diarrea, sudoración excesiva, volumen urinario excesivo u otras posibles causas de deshidratación?
  • ¿Qué medicamentos toma?
  • ¿Ha estado haciendo mucho ejercicio?
  • ¿Ha estado ingiriendo mucho alcohol?

Algunos de los exámenes diagnósticos que se pueden realizar son:

Se pueden prescribir calmantes (analgésicos).

Temas relacionados sobre Calambres musculares

Nombres alternativos

Calambres en los músculos

Referencias

Filho JAF, Pestronk A. Muscle pain y cramps. En: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. Neurología en la práctica clínica. 15th ed. Philadelphia, Pa: Butterworth-Heinemann; 2008:chap 28.

Brinker MR, O’Connor DP, Almekinders LC, et al. Basic science y injury of muscle, tendon, y ligament.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00