#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa p,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa em,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa .column-title,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa .text-divider-double,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa .sep,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa .sep-2,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa .sep-3,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa td,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa th,#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa caption{color:#70707c;}#wpv-column-4702914c3dcd0a9b81978c4ea94f72aa:before{background-color:transparent;}
Chequeo Ginecológico
Los reconocimientos médicos ginecológicos son las revisiones periódicas que se ha de someter la mujer con objeto de descartar una posible patología oculta que afecte a su aparato genital. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Displasia cervical

Displasia cervical, cambios precancerosos del cuello uterino o neoplasia intraepitelial cervical se refiere a cambios anormales en las células de la superficie del cuello uterino que se observan bajo un microscopio.

El cuello uterino es la parte inferior del útero (matriz) que se abre en la parte superior de la vagina.

Aunque estos cambios no son cáncer, pueden llevar a que se presente cáncer del cuello uterino si no se tratan.

Síntomas de la displasia cervical

Generalmente no hay síntomas.

Causas de la displasia cervical

La mayoría de los casos de displasia cervical ocurre en mujeres de 25 a 35 años, aunque puede aparecer a cualquier edad.

Casi todos los casos de cáncer de cuello uterino o displasia cervical severa son causados por el virus del papiloma humano (VPH), un virus común que se disemina a través del contacto sexual. Hay muchos tipos diferentes de VPH y algunos llevan a cáncer de cuello uterino o displasia cervical.

Los siguientes factores pueden incrementar el riesgo de displasia cervical:

  • Volverse sexualmente activo antes de los 18 años de edad
  • Dar a luz antes de los 16 años
  • Tener múltiples parejas sexuales
  • Tener otras enfermedades o usar medicamentos que inhiben el sistema inmunitario
  • Tabaquismo
Pruebas diagnósticas de la displasia cervical

Un examen pélvico generalmente es normal.

La displasia que se observa en una citología vaginal se denomina lesión escamosa intraepitelial (LEI). Estos cambios se pueden clasificar como:

  • De bajo grado (LEIBG).
  • De alto grado (LEIAG).
  • Posiblemente cancerosos (malignos).
Si una citología vaginal muestra células anormales o displasia cervical, se recomendarán pruebas adicionales o monitoreo.
La displasia que se observa en una biopsia del cuello uterino se denomina neoplasia intraepitelial cervical (NIC) y se agrupa en tres categorías:
  • NIC I: displasia leve.
  • NIC II: displasia moderada a acentuada.
  • NIC III: displasia severa a carcinoma in situ.
Se sabe que algunas cepas del virus del papiloma humano (VPH) causan cáncer del cuello uterino. Con un examen de ADN para el VPH, se pueden identificar los tipos de VPH de alto riesgo ligados a dicho cáncer. Esto se puede hacer:
  • Como una prueba de detección para mujeres de más de 30 años.
  • Para mujeres de cualquier edad que tengan un resultado ligeramente anormal en su citología vaginal.
El tratamiento de la displasia cervical

El tratamiento depende del grado de la displasia. La displasia leve (LEIBG o NIC I) puede desaparecer en forma espontánea.

  • Lo único que se necesita es una observación cuidadosa con citologías vaginales repetitivas por parte del médico cada 3 a 6 meses.
  • Si los cambios no desaparecen o empeoran, es necesario el tratamiento.
El tratamiento para la displasia de moderada a grave o la displasia leve que no desaparece puede abarcar:
  • Criocirugía para congelar las células anormales.
  • Terapia con láser, la cual usa luz para quemar el tejido anormal.
  • Procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa (LEEP, por sus siglas en inglés), el cual utiliza electricidad para eliminar tejido anormal (ver:electrocauterización).
  • Cirugía para extirpar el tejido anormal (conización quirúrgica).
En raras ocasiones, se puede necesitar una histerectomía.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94