Consulta de Dermatología

El Departamento de Dermatología de la Clínica DAM dispone de un experto equipo de Dermatólogos dedicados al tratamiento de todos los trastornos de la piel, membranas mucosas, cabello y uñas.
Precio de consulta 50 €

Cáncer de células escamosas de la piel

Cáncer de células escamosas de la piel, cáncer de piel o carcinoma escamocelular de la piel es un tipo de tumor que afecta la piel.

Síntomas del cáncer de células escamosas de la piel

El principal síntoma del cáncer de piel escamocelular es una protuberancia creciente que puede tener una superficie áspera y escamosa, y parches planos de color rojizo.

La protuberancia generalmente está localizada en la cara, las orejas, el cuello, las manos o los brazos, pero se puede presentar en otras áreas.

Una úlcera o llaga que no sana puede ser un signo de cáncer escamocelular. Cualquier cambio en una verruga, un lunar u otra lesión cutánea existente podría ser indicio de cáncer de piel.

Causas del cáncer de células escamosas de la piel

El cáncer escamocelular se presenta cuando las células en la piel comienzan a cambiar. Los cambios pueden comenzar en la piel normal o en piel que ha resultado lesionada o inflamada. La mayoría de los cánceres de la piel ocurre en áreas cutáneas regularmente expuestas a la luz del sol o a otro tipo de radiación ultravioleta y, con mayor frecuencia, se observan en personas mayores de 50 años.

El carcinoma escamocelular in situ (también llamado enfermedad de Bowen) es la forma más incipiente de cáncer escamocelular. El cáncer aún no ha invadido el tejido circundante y aparece como parches grandes y rojizos (con frecuencia de más de una pulgada) que son descamativos y con costra.

La queratosis actínica es una lesión cutánea precancerosa y, en raras ocasiones, puede convertirse en cáncer escamocelular.

Los riesgos para el cáncer de piel escamocelular abarcan:

  • Tener piel clara, ojos azules o verdes y cabello rubio o rojo
  • Exposición diaria al sol por tiempo prolongado (como en las personas que trabajan al aire libre)
  • Quemaduras solares múltiples y severas a comienzos de la vida
  • Edad avanzada
  • Un gran número de radiografías
  • Arsénico
  • Exposición química

El escamocelular se disemina más rápido que el cáncer de células basales, pero aún puede tener un crecimiento relativamente lento. En raras ocasiones, se puede propagar (hacer metástasis) a otros lugares, incluyendo órganos internos.

Pruebas y exámenes del cáncer de células escamosas de la piel

El médico revisará la piel y examinará el tamaño, forma, color y textura de cualquier área sospechosa.

Si el cáncer de piel es una posibilidad, se extrae un pedazo de piel del área y se examina bajo un microscopio. Esto se denomina biopsia de piel y debe hacerse para confirmar el diagnóstico de carcinoma de células basales u otros cánceres de la piel.

Hay muchos tipos de biopsias de piel y el procedimiento exacto depende de la localización del presunto cáncer de piel.

El tratamiento del cáncer de células escamosas de la piel

Ver también: queratosis actínica para obtener información sobre el tratamiento.

El cáncer de piel tiene una alta tasa de curación si se trata a tiempo. El tratamiento depende del tamaño del tumor, de su ubicación y de cuánto se haya diseminado (metástasis).

  • La escisión se refiere a cortar el tumor y utilizar puntos de sutura para unir la piel nuevamente.
  • Con el raspado y electrodesecación se raspa el cáncer y se utiliza electricidad para destruir las células cancerosas que queden. Se emplean para tratar cánceres que no sean muy grandes o profundos.