Consulta de Cirugía General y Aparato Digestivo

Dr. Pedro Yuste García, Jefe Clínico en Cirugía General y del Aparato Digestivo de Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. Amplia experiencia profesional durante 25 años como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.
Precio de consulta 50 €

Cáncer del esófago

Cáncer del esófago o cáncer esofágico es un tumor canceroso (maligno) del esófago, el tubo muscular que transporta el alimento desde la boca hasta el estómago.

Ver también: síndrome de Barret

Síntomas del Cáncer del esófago

Causas de: Cáncer del esófago

El cáncer esofágico no es muy común en los Estados Unidos y se presenta con mayor frecuencia en hombres mayores de 50 años.

Existen dos tipos principales de este cáncer: carcinoma escamocelular y adenocarcinoma. Estos dos tipos lucen diferentes el uno del otro bajo el microscopio.

El cáncer esofágico escamocelular está asociado con el tabaquismo y el consumo de alcohol.

El síndrome de Barrett, una complicación de la enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), aumenta el riesgo de desarrollo de adenocarcinoma del esófago. Éste es el tipo más común de cáncer esofágico. Otros factores de riesgo que predisponen a padecer adenocarcinoma del esófago son, entre otros:

  • Sexo masculino.
  • Obesidad.
  • Tabaquismo.

Pruebas y exámenes

Los exámenes empleados para ayudar a diagnosticar el cáncer esofágico pueden abarcar:

El examen coprológico puede mostrar pequeñas cantidades de sangre en las heces.

El tratamiento

Cuando el cáncer esofágico está solamente en el esófago y no se ha extendido a ninguna otra parte, la opción de tratamiento es la cirugía, cuya finalidad es extirpar el cáncer.

Ver:

Algunas veces, se pueden utilizar la quimioterapia, la radioterapia o una combinación de las dos en lugar de la cirugía o para facilitar su realización.

Si el paciente está demasiado enfermo para someterlo a una cirugía mayor o el cáncer se ha diseminado a otros órganos, se puede emplear la quimioterapia o la radioterapia para ayudar a reducir los síntomas, lo cual se denomina terapia paliativa. En tales casos, la enfermedad generalmente no es curable.

Otros tratamientos que se pueden emplear para mejorar la capacidad de un paciente para deglutir son, entre otros:

  • Dilatación endoscópica del esófago (algunas veces con la colocación de un stent o endoprótesis vascular para mantener el esófago dilatado).
  • La terapia fotodinámica, en la cual se inyecta un fármaco especial dentro del tumor y luego es expuesto a la luz. La luz activa el medicamento que ataca el tumor.

Grupos de apoyo

Los pacientes pueden mitigar el estrés de su enfermedad, vinculándose a un grupo de apoyo en donde los miembros comparten experiencias y problemas comunes. Ver: grupo de apoyo para el cáncer.

El pronóstico

El cáncer esofágico generalmente es incurable. Cuando este cáncer no se ha diseminado por fuera del esófago, la cirugía puede mejorar las probabilidades de sobrevivir.

La radioterapia se emplea en lugar de la cirugía en algunos casos donde el cáncer no se ha diseminado fuera del esófago.