Ilustración: caries dentales por el biberón
Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Ilustración: Caries Dentales Por el Biberón

Caries en la infancia

Caries en la infancia, boca de biberón, caries por el biberón (tetero) o caries del biberón o de la lactancia es una afección dental en la cual se presenta caries considerable en los dientes de un niño, particularmente los incisivos superiores e inferiores.

Su hijo necesita dientes sanos y fuertes, los cuales le ayudan a masticar el alimento, hablar y tener el espacio suficiente en la mandíbula para que los dientes adultos crezcan derechos.

La caries dental puede suceder cuando los dientes de su hijo entran en contacto con demasiado azúcar. Este azúcar ayuda a que las bacterias se multipliquen y los ácidos que éstas producen hacen que los dientes se pudran.

Muchos de los líquidos que su hijo bebe contienen azúcar, incluyendo la leche, la fórmula (leche maternizada) y los jugos de frutas. El hecho de consumir refrigerios azucarados también deposita más azúcar en los dientes del niño.

También son importantes la frecuencia con la cual su hijo bebe líquidos que contengan azúcar y por cuánto tiempo el azúcar permanece en la boca. Cuando los niños duermen o caminan de un lado para otro con un biberón (tetero) o un vaso pitillo en su boca, el azúcar cubre los dientes por períodos de tiempo más largos, provocando que los dientes se pudran más rápidamente.

La leche materna en sí misma es el alimento más saludable para los dientes de los bebés, a toda hora, ya que tiende a disminuir el crecimiento bacteriano y la producción de ácido. Sin embargo, cuando la leche materna se alterna con alimentos o bebidas azucaradas, la tasa de formación de caries dental puede ser más rápida que con el azúcar solamente.

Prevención:

Consejos de alimentación para prevenir la caries dental:

  • NO llene el biberón (tetero) del bebé con líquidos que contengan mucho azúcar, como ponches, gelatina o bebidas gaseosas.
  • Lleve el niño a dormir con una botella de agua solamente y no jugo, leche ni otras bebidas.
  • Déle a los niños de 6 a 12 meses sólo leche maternizada (fórmula) a tomar en los biberones.
  • No deje que el niño camine de un lado para otro usando un biberón con jugo o leche como chupete. Evite el uso prolongado de chupetes y NO los unte de miel, azúcar ni sirope.
  • Comience a enseñarle al niño a beber de una taza alrededor de los 6 meses de edad y trate de suspender el uso del biberón hacia la edad de 12 a 14 meses.
  • Retire el biberón o suspenda la alimentación cuando el niño se quede dormido.
  • Limite los jugos a menos de 170 g por día durante las comidas.

Consejos para cuidar los dientes de su hijo:

  • Después de cada comida, limpie los dientes y las encías del bebé con un pedazo de tela o gasa limpias para remover la placa.
  • Comience con el cepillado tan pronto al niño le salgan los dientes. Cepíllense los dientes juntos, al menos a la hora de ir a dormir. Si usted tiene un bebé o un niño pequeño, ponga una pequeña cantidad de pasta dental no fluorada en un trozo de tela y frótele suavemente los dientes. Usted puede cambiar a pasta dental fluorada cuando esté seguro de que su hijo escupe toda la pasta dental después de cepillarse. Los niños mayores pueden utilizar cepillos de dientes con cerdas de nailon suaves.

Ver el articulo completo