Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Neumonía atípica

Neumonía atípica, Neumonía errante, Chlamydophila pneumoniae, Neumonía extrahospitalaria atípica es la neumonía causada por ciertas bacterias a saber: Legionella pneumophila, Mycoplasma pneumoniae y Chlamydophila pneumoniae.

La neumonía es una infección en la cual hay una infección de los pulmones.

Síntomas de Neumonía atípica

La neumonía debido al micoplasma y las bacterias Chlamydophila normalmente es leve.

  • La neumonía debido a Legionella pneumophila empeora durante los primeros 4 a 6 días, y luego mejora durante 4 a 5 días.
  • Aunque los síntomas mejorarán, puede pasar un tiempo para que desaparezcan completamente.

Los síntomas más comunes de neumonía son:

  • Escalofríos
  • Tos (con neumonía por legionela, usted puede expectorar moco con sangre)
  • Fiebre que puede ser leve o alta
  • Dificultad para respirar (puede sólo ocurrir cuando usted sube escalas)

Otros síntomas abarcan:

  • Dolor torácico que empeora cuando usted respira profundamente o tose
  • Confusión, sobre todo en personas mayores o aquéllas con neumonía por legionela
  • Dolor de cabeza
  • Inapetencia, baja energía y fatiga
  • Dolores musculares y rigidez articular
  • Sudoración y piel húmeda

Los síntomas menos comunes abarcan:

  • Diarrea (sobre todo con neumonía por legionela)
  • Dolor de oído (con neumonía por micoplasma)
  • Dolor o sensibilidad ocular (con neumonía por micoplasma)
  • Tumor en el cuello (con neumonía por micoplasma)
  • Salpullido (con neumonía por micoplasma)
  • Dolor de garganta (con neumonía por micoplasma)

Causas, incidencia y factores de riesgo

La neumonía por micoplasma es un tipo de neumonía atípica causada por la bacteria M. pneumoniae. Usualmente afecta a personas menores de 40 años. Para obtener más información sobre este tipo de neumonía, ver el artículo neumonía por micoplasma.

La neumonía que se debe a la bacteria relacionada con clamidia ocurre todo el año y representa del 5 al 15% de todas las neumonías. Normalmente es leve.

La neumonía debido a legionela se observa con mayor frecuencia en adultos mayores y de mediana edad, fumadores y personas que tienen enfermedades crónicas o un sistema inmunitario debilitado.

Ver también: enfermedad del legionario.

Exámenes y pruebas

Las personas con sospechas de padecer neumonía deben someterse a una evaluación médica completa. Puede ser difícil para el médico diferenciar si usted tiene neumonía o bronquitis, de manera que puede necesitar una radiografía del tórax. Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, se pueden hacer otros estudios, como:

También se pueden hacer análisis de orina o un exudado faríngeo.

El tratamiento

Tome estas medidas en casa:

  • Controle la fiebre con ácido acetilsalicílico (Aspirina), medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINES, como ibuprofeno o naproxeno) o paracetamol. No les dé ácido acetilsalicílico a los niños.
  • No tome antitusígenos sin hablar primero con su médico. Pueden dificultar la expectoración del esputo adicional.
  • Tome bastantes líquidos para ayudar a aflojar las secreciones y sacar la flema.
  • Descanse mucho. Procure que otra persona realice las tareas domésticas.

La neumonía atípica se trata con antibióticos.

  • Usted puede tomar antibióticos por vía oral.
  • Si tiene neumonía atípica grave, probablemente lo internen en un hospital, donde le administrarán antibióticos por vía intravenosa, al igual que oxígeno.
  • Los antibióticos se utilizan durante dos semanas o más.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM