#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 p,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 em,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 .column-title,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 .text-divider-double,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 .sep,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 .sep-2,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 .sep-3,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 td,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 th,#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983 caption{color:#70707c;}#wpv-column-928d7f51056435f91475175602ade983:before{background-color:transparent;}
Los queloides pueden ser mucho más grande que la herida original. Se encuentran más comúnmente en el pecho, los hombros, los lóbulos de las orejas y las mejillas. Sin embargo, los queloides pueden afectar a cualquier parte del cuerpo. Aunque los queloides no son perjudiciales para su salud, pueden crear problemas estéticos.
Queloides

Queloides, cicatriz hipertrófica o cicatriz queloide son crecimientos excesivos de tejido cicatricial en el sitio de una lesión de piel que ha sanado.

Síntomas de los queloides

Una lesión de piel que:

  • Es de color carne, roja o rosada
  • Está localizada en el sitio de una herida o lesión
  • Protuberante (nodular) o con rebordes
La lesión puede picar durante su formación y crecimiento.

Causas de los queloides

Los queloides ocurren a raíz de lesiones de piel como:

  • Acné
  • Quemaduras
  • Varicela
  • Perforaciones en las orejas
  • Laceraciones menores
  • Incisiones quirúrgicas
  • Heridas traumáticas
  • Sitios de vacunas
Son más comunes en personas de 10 a 20 años de edad, al igual que en personas de raza negra, asiáticos y personas de origen hispano. Los queloides a menudo se transmiten de padres a hijos. La queloidosis es un término usado cuando se presentan queloides múltiples o repetitivos.

Pruebas diagnósticas de los queloides

El diagnóstico se basa en la apariencia de la piel o la cicatriz. Es posible que se necesite una biopsia de piel para descartar otras neoplasias (tumores) cutáneas.

El tratamiento de los queloides

Los queloides a menudo no requieren tratamiento, pero se pueden reducir de tamaño por medio de:

  • Inyecciones de corticosteroides
  • Congelamiento (crioterapia)
  • Tratamientos con láser
  • Radiación
  • Extirpación quirúrgica
Expectativas (pronóstico)

Normalmente, los queloides no son peligrosos para la salud, pero pueden afectar la apariencia. En algunos casos, pueden volverse más pequeños, más planos y menos notorios durante un período de varios años.

La exposición al sol durante el primer año de formación del queloide hará que éste se torne de color más oscuro que la piel circundante y dicha coloración oscura puede ser permanente.

Es posible que la extirpación del queloide no sea permanente. La extirpación quirúrgica puede provocar una cicatriz queloide más grande.

Complicaciones
  • Cambios estéticos que afectan la apariencia
  • Molestia, sensibilidad del queloide
  • Irritación por la fricción con la ropa u otras formas de fricción
  • Movilidad limitada (si los queloides son extensos)
  • Sufrimiento psicológico si el queloide es grande o desfigurante
  • Retorno del queloide
Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si:

  • Desarrolla queloides y desea que se los extirpen o reduzcan de tamaño.
  • Desarrolla nuevos síntomas.
Prevención de los queloides

La decoloración a causa de la exposición al sol puede prevenirse cubriendo el queloide que se está formando con un parche o curita (Band-aid) y usando bloqueador solar al estar un tiempo al sol. Continúe con estas medidas de protección adicionales por lo menos durante 6 meses después de una lesión o cirugía en el caso de un adulto o hasta 18 meses para un niño.

La crema Imiquimod se ha utilizado recientemente para evitar la formación de queloides después de una cirugía o con el fin de prevenir su reaparición después de una cirugía para extirparlos.

Temas relacionados sobre QueloidesNombres alternativos

Cicatriz hipertrófica, Cicatriz queloide

Referencias

Juckett G, Hartman-Adams H. Gestión de queloides y cicatrices hipertróficas. Am Fam Physician. 2009;80(3):253-260

Habif TP. Benign skin tumors. En: Habif TP, ed. Dermatología Clínica. 5th ed. St. Louis, Mo: Mosby Elsevier; 2009:chap 20.

Contenido: 15 de enero de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94