Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Laparoscopia pélvica

Laparoscopia pélvica, celioscopia, cirugía de curitas, laparoscopia ginecológica, pelviscopia o laparoscopia ginecológica exploratoria es un procedimiento quirúrgico para examinar y tratar órganos abdominales y pélvicos, a través de un pequeño instrumento quirúrgico de visualización (laparoscopio) que se introduce en el abdomen a nivel del ombligo.

¿Qué es la laparoscopia pélvica?

Mientras usted se encuentra profundamente dormido y sin sentir dolor bajo anestesia general, el médico hace una incisión quirúrgica de 12 mm en la piel, por debajo del ombligo. Luego, se insufla dióxido de carbono en el abdomen para ayudarle al médico a ver los órganos más fácilmente.

Se inserta el laparoscopio, un instrumento similar a un pequeño telescopio en un tubo flexible, de manera que el médico pueda observar el área.

Se pueden introducir otros instrumentos a través de otras incisiones quirúrgicas pequeñas en la parte baja del abdomen. Mientras observa un monitor de video, el médico puede:

  • Obtener muestras de tejido (biopsia)
  • Mirar alrededor y diagnosticar la causa de cualquier síntoma
  • Extraer tejido cicatricial u otro tejido anormal, como de una endometriosis
  • Reparar o extirpar parte o todos los ovarios o las trompas
  • Reparar o extirpar parte del útero
  • Realizar otros procedimientos quirúrgicos (como apendicectomía, extirpación de ganglios linfáticos)

Después de la laparoscopia, se libera el dióxido de carbono y el cirujano cierra las incisiones con suturas.

El tiempo promedio de la cirugía depende del procedimiento realizado.

Indicaciones de la laparoscopia pélvica

La laparoscopia puede obviar la necesidad de una gran incisión quirúrgica en el abdomen y una hospitalización más prolongada. Hay menos pérdida de sangre con la cirugía laparoscópica y menos dolor en las primeras semanas después de la cirugía.

La laparoscopia pélvica se utiliza tanto para el diagnóstico como para el tratamiento y se puede recomendar para:

  • Una masa pélvica anormal o un quiste ovárico encontrados en una ecografía de la pelvis
  • Cáncer (ovárico, endometrial o cervical) con el fin de:
    • buscar propagación del cáncer y llevar a cabo una biopsia (llamado estadificación)
    • extirpar ganglios linfáticos u órganos pélvicos
  • Dolor pélvico crónico (prolongado), si no se ha encontrado otra causa
  • Evaluar y tratar la esterilidad
  • Extirpar el útero (histerectomía)
  • Extirpar miomas uterinos (miomectomía)
  • Esterilización (ligadura de trompas)
  • Dolor pélvico súbito e intenso (puede ser causado por torsión del ovario, apendicitis, perforación del útero o salpingitis)
  • Tratamiento quirúrgico de un embarazo ectópico
  • Tejido uterino encontrado por fuera del útero en el abdomen (endometriosis)

Cuales son los riesgos de la laparoscopia pélvica

La anestesia general presenta el riesgo de reacciones a los medicamentos, incluyendo problemas respiratorios. Los riesgos de cualquier cirugía de la pelvis abarcan:

  • Sangrado
  • Coágulos sanguíneos en la pierna o las venas de la pelvis, los cuales podría viajar hasta los pulmones y, en raras ocasiones, ser mortales
  • Problemas respiratorios
  • Daño a órganos y tejidos adyacentes
  • Problemas cardíacos
  • Infección

Antes de la laparoscopia pélvica

Coméntele siempre al médico o a la enfermera:

  • Si está o podría estar en embarazo.
  • Qué fármacos está tomando, incluso drogas, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirina), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.

En el día de la cirugía:

  • Se le solicitará generalmente no beber ni comer nada después de media noche la noche anterior a la cirugía u 8 horas antes de la operación.

Ver el articulo completo