Consulta de Cirugía General y Aparato Digestivo

Dr. Pedro Yuste García, Jefe Clínico en Cirugía General y del Aparato Digestivo de Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. Amplia experiencia profesional durante 25 años como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.
Precio de consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Reparación de onfalocele

Reparación de onfalocele es una cirugía para reparar un defecto congénito en la pared del vientre (abdomen) en el cual todo o partes del intestino delgado, el hígado y el intestino grueso se salen por el ombligo en un saco delgado.

También se presentan otros defectos congénitos.

Ver también:

¿Qué es la reparación de onfalocele?

El objetivo de la cirugía es ubicar los órganos abdominales de nuevo dentro del cuerpo del bebé y reparar el defecto en la pared abdominal, de ser posible.

  • El saco de los órganos expuestos del bebé se cubre con vendajes estériles, tibios y húmedos o con una bolsa plástica estéril.
  • Se introduce una sonda nasogástrica (NG) a través de la nariz o la boca del bebé hasta el estómago, con el fin de mantenerlo vacío. Esto evita que el bebé se ahogue o se broncoaspire con los contenidos estomacales.

Para bebés con onfaloceles pequeños, la cirugía se hace poco después del nacimiento.

Si el bebé tiene un onfalocele grande, la cirugía generalmente se retrasa. Los intestinos y otros órganos se pueden comprimir suavemente hacia el abdomen con la ayuda de una bolsa plástica llamada silo. Esto puede tardar unas cuantas semanas. La cirugía se hará en seguida si el saco alrededor de los órganos se rompe.

Antes de la cirugía, el bebé recibirá anestesia general, lo cual hará que esté inconsciente y no pueda sentir dolor durante la operación.

El cirujano hará una incisión para extraer la bolsa alrededor de los órganos. El intestino se examina detenidamente en busca de signos de daño u otros defectos congénitos. Se extirparán las partes afectadas y se suturarán los bordes sanos.

Tal vez se necesiten más cirugías posteriormente para reparar los músculos en el abdomen del bebé.

Por qué se realiza la reparación de onfalocele

El onfalocele es una afección potencialmente mortal que necesita tratamiento inmediato. Es necesario tratarla poco después del nacimiento de manera que los órganos del bebé se puedan desarrollar y se puedan proteger en el abdomen.

Cuales son los riesgos de la reparación de onfalocele

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección
  • Coágulos de sangre

Los riesgos adicionales de la reparación de un onfalocele son:

  • Problemas respiratorios. El bebé puede necesitar un tubo respiratorio y un respirador durante unos días o semanas después de la cirugía.
  • Inflamación del tejido que recubre la pared del abdomen y cubre los órganos abdominales
  • Lesión a órganos
  • Problemas con la digestión y la absorción de nutrientes a partir de los alimentos, si un bebé tiene mucho daño al intestino delgado

Antes de la reparación de onfalocele

Un onfalocele usualmente se ve en una ecografía antes de que el bebé nazca. Después de que se encuentre, se le hará un seguimiento muy minucioso al bebé para verificar que esté creciendo.

El bebé debe nacer en un hospital que cuente con una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) y un cirujano pediátrico. La UCIN está dispuesta para manejar emergencias que ocurran durante el nacimiento. Un cirujano pediátrico tiene entrenamiento especial en cirugías para bebés y niños.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00