Consulta de Cirugía General y Aparato Digestivo

Dr. Pedro Yuste García, Jefe Clínico en Cirugía General y del Aparato Digestivo de Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. Amplia experiencia profesional durante 25 años como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.
Precio de consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Cirugía de tiroides retroesternal

Cirugía de tiroides retroesternal, Cirugía para tiroides subesternal, Cirugía para bocio mediastínico. La glándula tiroides normalmente está situada en la parte frontal del cuello. Tiroides retroesternal se refiere a una glándula tiroides anormalmente ubicada en su totalidad o en parte por debajo del esternón. Este artículo aborda la cirugía para tiroides retroesternal.

Descripción

El bocio retroesternal siempre es una posibilidad en pacientes que tienen una masa que sobresale en el cuello. La mayoría de los bocios retroesternales no causan ningún síntoma durante años. En su mayor parte, se detectan cuando se toma una radiografía del tórax por otra razón. Cualquier tipo de síntoma por lo general se debe a la presión sobre las estructuras vecinas, como la tráquea y el esófago. La cirugía para extirpar completamente el bocio se recomienda incluso si usted no tiene síntomas. Usted recibirá anestesia general, lo cual hará que quede inconsciente y no pueda sentir dolor. Usted permanecerá acostado boca arriba con el cuello ligeramente extendido. El cirujano hará una incisión de 7.5 a 10 cm en el cuello para determinar si la masa se puede extirpar sin abrir el pecho. La mayoría de las veces, la cirugía se puede hacer de esta manera. Si la masa está muy profunda en el pecho, el cirujano hará una incisión quirúrgica a lo largo de la mitad del esternón y se extirpará todo el bocio. Se puede dejar un tubo puesto durante un tiempo para drenar el líquido y la sangre. Éste por lo general se retira en 1 o 2 días.

Por qué se realiza el procedimiento

No hay manera de saber si una tiroides retroesternal es cáncer o no. Este procedimiento se realiza para eliminar por completo la masa. Si no se extirpa, puede ejercer presión sobre las vías respiratorias y el tubo digestivo (esófago). Si el bocio retroesternal ha estado allí por mucho tiempo, usted puede tener dificultad para tragar los alimentos, dolor leve en la zona del cuello y dificultad para respirar. Si el médico piensa que usted puede tener una tiroides retroesternal, le harán los siguientes exámenes antes de cualquier cirugía:

  • Examen de calcio en la sangre
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética del cuello y el tórax
  • Pruebas de la función tiroidea
  • Esofagografía para inspeccionar el esófago
  • Pruebas de la función pulmonar para ver si hay bloqueo de las vías respiratorias

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:
 

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección

Los riesgos de la cirugía de la tiroides retroesternal son:

  • Sangrado
  • Parálisis de las cuerdas vocales
  • Daño a las glándulas paratiroides, lo que ocasiona un bajo nivel de calcio
  • Infección de la herida
  • Daño a la tráquea
  • Perforación del esófago

Expectativas (pronóstico)

Un paciente generalmente se recupera después de extirparle la tiroides retroesternal y ésta por lo regular no reaparece. La adición de sal yodada a las comidas puede ayudar a prevenir una recurrencia. Los síntomas suelen desaparecer inmediatamente si no hay complicaciones de la cirugía.

Antes del procedimiento

Antes de decidir sobre la cirugía, el médico o el personal de enfermería lo examinarán cuidadosamente. Le harán análisis de sangre y exámenes imagenológicos. Lo que necesita hacer:
 

  • Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería respecto a todos los fármacos que está tomando, incluso los que haya comprado sin una receta, como suplementos o hierbas.

Ver el articulo completo