Consulta de Aparato digestivo

La Unidad de Digestivo de la Clínica DAM emplea tecnologías innovadoras para diagnosticar y tratar a los pacientes con trastornos digestivos (síndrome de intestino irritable, cálculo biliar, enfermedad de Crohn entre otros).
Precio de consulta 50 €

Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica CPRE

Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica CPRE o colangiopancreatografía retrógrada endoscópica es una prueba utilizado para identificar la presencia de cálculos, tumores o estrechamiento en los conductos biliares. El procedimiento se hace a través de un endoscopio.

Forma en que se realiza la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica

Este examen se suele realizar en un hospital. Se rocía la garganta con anestesia local y se suministra un sedante y un calmante a través de la vena. Se inserta el endoscopio a través de la boca hasta el duodeno (la porción del intestino delgado más próxima al estómago).

Se introduce un catéter a través del endoscopio y se inserta en los conductos biliares o pancreáticos. Se inyecta un medio de contraste especial en estos conductos y se toman radiografías para evaluar su calibre, longitud y curso. Así pueden identificarse estrechamientos, cálculos y tumores.

A través del endoscopio, se pueden colocar instrumentos especiales en los conductos para despejar la entrada de éstos en el intestino, expandir segmentos estrechos, remover o destruir cálculos, tomar muestras de tejido y drenar áreas obstruidas.

Preparación para la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica

Es preciso no consumir alimentos durante al menos 4 horas antes del examen y se debe firmar una autorización. El paciente debe despojarse de las joyas para que no interfieran con las radiografías.

Bebés y niños:

La preparación que se puede brindar para este examen depende de la edad, experiencias previas y grado de confianza del niño. Para obtener información general sobre cómo preparar a un niño, se recomienda leer los siguientes temas.

Lo que se siente durante la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica

Debido a la sedación intravenosa, es posible que la persona no sienta molestia ni tenga recuerdos del examen. Se puede presentar algo de náuseas a medida que se pasa el tubo hacia el esófago. Cuando se coloca el endoscopio, se produce ensanchamiento del estómago y del duodeno; y en ocasiones puede sentirse el ensanchamiento de los conductos.

El aire utilizado para inflar el estómago y el intestino puede causar algo de distensión o gases. Después del procedimiento, el paciente puede presentar dolor de garganta por tres o cuatro días y algunas personas presentan una mala reacción al medio de contraste o las drogas utilizadas para relajar el duodeno que pueden causar síntomas como náuseas, urticaria, sensación urente, visión borrosa y retención urinaria.

Razones por las que se realiza la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica

El procedimiento identifica cualquier anomalía del páncreas o de los conductos biliares que pueda causar dolor abdominal, ictericia, fiebre o malabsorción. Estas son, entre otras:

Los valores normales de la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica

Las radiografías muestran estructuras normales para la edad del paciente.

Significado de los valores anormales de la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica

Los resultados anormales pueden indicar cálculos o estrechamiento de los conductos, presencia de tumores, cáncer, cirrosis (enfermedad hepática grave) y quistes (cavidad anormal llena de líquido o sustancias semisólidas).