#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 p,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 em,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 .column-title,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 .text-divider-double,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 .sep,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 .sep-2,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 .sep-3,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 td,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 th,#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3 caption{color:#70707c;}#wpv-column-ff0abc11a7683f130a86b32eff4024e3:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Conducción segura para adolescentes

Conducción segura para adolescentes, conducción y adolescentes, adolescentes y conducción segura o seguridad automovilística y conductores adolescentes. Aprender a conducir es un gran rito de transición para los adolescentes y sus padres. Es un período de posibilidades y logros excitantes y también es un período de gran riesgo.

Conducir es mortal para casi 50,000 estadounidenses cada año. Las personas, especialmente hombres, en edades entre los 15 y los 24 años tienen la tasa de mortalidad relacionada con la conducción de autos más alta, aun cuando las personas en este grupo de edad pueden ser listas, hábiles y tienen grandes reflejos. Una colisión es la tragedia en que es más probable que un adolescente muera o quede lisiado.

Además, los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte de bebés y niños. (Ver sillas de seguridad para niños).

Las distracciones son un problema para todo mundo, incluso los adolescentes. Usar teléfonos celulares para hablar, enviar mensajes de texto, correos electrónicos u otros usos de Internet es una causa comprobada de accidentes y se tiene que evitar de manera estricta.

Los autos tienen muchas características de seguridad importantes, como cinturones de seguridad, correas para los hombros, apoyacabezas, bolsas de aire, tableros acolchados, vidrios de seguridad, ejes retráctiles en la dirección, frenos antibloqueo y muchos otros mejoramientos.

Sin embargo, incluso con equipo de seguridad, la conducción imprudente aún sigue siendo un peligro para los adolescentes.

Todos los conductores novatos deben tomar un curso sobre educación del conductor. Se ha demostrado que estos cursos reducen los accidentes, pero no es suficiente. A menudo, los adolescentes piensan que los accidentes graves no les sucederán. Sin embargo, pueden tomar medidas para cambiar las posibilidades a su favor.

Las muertes al conducir relacionadas con la adolescencia frecuentemente ocurren en las siguientes situaciones:

  • Después de que oscurece: los reflejos automáticos y las habilidades del conductor están apenas desarrollándose durante esos primeros meses de conducción y la oscuridad es una variable adicional a enfrentar.
  • Al conducir con amigos: los adolescentes están más seguros conduciendo ellos mismos o con la familia y en lo posible deben ir con un conductor experimentado que los pueda ayudar a desarrollar buenos hábitos de conducción. A pesar de lo tentador que puede ser, los nuevos conductores deben esperar hasta que tengan un registro impecable al conducir antes de llevar a los amigos como pasajeros. Los amigos, para el nuevo conductor, representan una gran distracción y responsabilidad legal. (Nota: esta responsabilidad legal puede extenderse a los padres).
  • Al conducir por diversión: durante los primeros 3 a 6 meses después de obtener una licencia de conducción, los nuevos conductores deben tratar de adquirir experiencia manejando hasta la escuela y el trabajo, no por diversión.
  • Al no abrocharse: use el equipo de seguridad.
  • Al estar soñoliento: cualquier persona que tenga sueño debe dejar de conducir hasta que esté completamente alerta. La somnolencia puede incluso causar más accidentes que el alcohol.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94