#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 p,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 em,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 .column-title,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 .text-divider-double,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 .sep,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 .sep-2,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 .sep-3,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 td,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 th,#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10 caption{color:#70707c;}#wpv-column-78a26b3ae5b1268948f35e6aaecded10:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Obstrucción de conducto lagrimal

Obstrucción de conducto lagrimal, conducto nasolagrimal obstruido, dacriostenosis u obstrucción del conducto nasolagrimal es un bloqueo parcial o completo en el conducto que transporta las lágrimas desde la superficie del ojo hasta la nariz.

Síntomas de la obstrucción de conducto lagrimal

El síntoma es el incremento del lagrimeo que se desborda sobre la cara o las mejillas. En los bebés, este lagrimeo se vuelve notorio durante las primeras dos a tres semanas después del nacimiento.

Algunas veces, puede parecer que las lágrimas son más espesas y se pueden secar y formar costra.

Si hay pus en los ojos o los párpados se pegan, su bebé puede tener una infección ocular llamada conjuntivitis.

Causas de la obstrucción de conducto lagrimal

Constantemente se están produciendo lágrimas para ayudar a proteger la superficie del ojo. Éstas drenan hacia un conducto lagrimal a través de una abertura muy pequeña en la esquina del ojo, cerca de la nariz. Esta abertura se denomina conducto nasolagrimal. Si este conducto se bloquea, las lágrimas se acumularán y se derramarán por las mejillas, incluso cuando usted no esté llorando.

En los niños, es posible que este conducto no esté completamente desarrollado al nacer. Puede estar cerrado o cubierto por una delgada película, lo que causa un bloqueo parcial.

En los adultos, el conducto puede resultar dañado por una infección, una lesión o un tumor.

Pruebas diagnósticas de la obstrucción de conducto lagrimal

La mayoría de las veces el médico no necesitará hacer exámenes.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

  • Examen oftalmológico
  • Tinción especial del ojo (fluoresceína) para observar cómo drenan las lágrimas
  • Estudios radiográficos para examinar el conducto lagrimal (rara vez se hacen)
El tratamiento de la obstrucción de conducto lagrimal

Limpie cuidadosamente los párpados con un pedazo de tela húmedo y caliente. Tenga cuidado de no usar la misma parte de la tela más de una vez.

Algunos médicos sugieren masajear suavemente el área de dos a tres veces al día. Usando un dedo limpio, frote el área desde la esquina interna del ojo hacia la nariz. Esto puede ayudar a abrir el conducto lagrimal.

Si se desarrolla una infección del ojo, el médico puede recomendarle que utilice gotas o ungüentos oftálmicos.

Un conducto lagrimal bloqueado que no mejora posiblemente sea necesario abrirlo por medio de un procedimiento de sondeo, el cual puede requerir anestesia. En muy pocas ocasiones, es necesario colocar un tubo pequeño o stent en el conducto para mantenerlo abierto.

En los adultos, se debe tratar la causa de la obstrucción, con lo cual se puede reabrir el conducto si no hay mucho daño. Es posible que necesite cirugía para reconstruir el conducto con el fin de restablecer el drenaje normal de lágrimas y detener su derrame sobre las mejillas.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las veces, la obstrucción de conducto lagrimal desaparecerá por sí sola antes de que el niño cumpla un año. Si no desaparece de manera espontánea, el pronóstico probablemente de todos modos sea bueno con tratamiento.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94