#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 p,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 em,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 .column-title,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 .text-divider-double,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 .sep,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 .sep-2,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 .sep-3,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 td,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 th,#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3 caption{color:#70707c;}#wpv-column-4a75f1814eb55487a35ccab6afdab8e3:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Conjuntivitis neonatal

Conjuntivitis neonatal, conjuntivitis del recién nacido, conjuntivitis del neonato, oftalmía neonatal o conjuntivitis herpética neonatal es la inflamación o infección del tejido que recubre los párpados en un recién nacido.

Síntomas de la conjuntivitis neonatal

Los bebés recién nacidos infectados presentan una secreción de los ojos entre el primer día y las dos semanas después del nacimiento.

Los párpados se tornan hinchados, rojos y sensibles.

Puede haber una secreción acuosa, sanguinolenta, espesa y purulenta proveniente de los ojos del bebé.

Causas de la conjuntivitis neonatal

La conjuntivitis neonatal casi siempre es causada por:

  • Un conducto lacrimal obstruido
  • Infección por bacterias o virus o por irritación producida por gotas oftálmicas antibióticas administradas llamadas nitrato de plata (estas gotas ya casi no se emplean)
La conjuntivitis neonatal que es causada por una infección por bacterias o virus puede ser grave.

Las infecciones bacterianas más comunes que pueden causar daño ocular grave son la gonorrea (Neisseria gonorrhoea) y la clamidia (Chlamydia trachomatis), las cuales pueden pasar de la madre al niño durante el nacimiento.

Las bacterias que normalmente viven en la vagina de una mujer también causan conjuntivitis neonatal.

Los virus que causan el herpes genital y oral también se le pueden transmitir al bebé durante el nacimiento, llevando a conjuntivitis neonatal y daño ocular grave.

Sin embargo, la conjuntivitis por herpes es menos común que la conjuntivitis causada por gonorrea y clamidia.

La madre puede estar sin síntomas (asintomática) al momento del parto, pero sigue portando las bacterias o los virus que pueden causar conjuntivitis en el recién nacido.

Exámenes y pruebas de la conjuntivitis neonatal

El médico llevará a cabo un examen oftalmológico en el bebé. Si el ojo no parece normal, se pueden hacer los siguientes exámenes.

  • Cultivo de la secreción del ojo para buscar bacterias o virus
  • Examen con lámpara de hendidura para buscar daño a la superficie del globo ocular
Tratamiento de la conjuntivitis neonatal

La irritación ocular causada por las gotas oftálmicas administradas al nacer se debe resolver de manera espontánea.

En caso de un conducto lacrimal obstruido, un masaje caliente suave entre el ojo y el área nasal puede ayudar.

Esto generalmente se intenta antes de comenzar los antibióticos. Si un conducto lacrimal obstruido no se ha destapado cuando el niño cumple un año de edad, se puede requerir cirugía.

Los antibióticos generalmente se necesitan para las infecciones oculares causadas por bacterias.

También se pueden emplear gotas y ungüentos oftálmicos. Las gotas oftálmicas con solución hidrosalina se pueden utilizar para remover la secreción amarilla y espesa

Los ungüentos o gotas oftálmicas antivirales especiales se utilizan para las infecciones herpéticas de los ojos.

Expectativas (pronóstico)

El diagnóstico oportuno de madres infectadas y las buenas prácticas preventivas de los hospitales han reducido la incidencia de la conjuntivitis infecciosa en los recién nacidos. Los bebés que sí presentan conjuntivitis y reciben tratamiento de forma rápida generalmente tienen pronósticos alentadores.

Complicaciones
  • Ceguera
  • Cicatrización corneal
  • Inflamación del iris
  • Perforación de la córnea
  • Neumonía
Situaciones que requieren un especialista médico

Hable con el médico si usted ha dado a luz (o espera dar a luz) a un bebé en un ambiente en donde las gotas antibióticas o de nitrato de plata no se le aplican a los ojos de los bebés de manera rutinaria; por ejemplo, si usted va a tener un parto en el hogar sin supervisión.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94