#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 p,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 em,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 .column-title,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 .text-divider-double,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 .sep,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 .sep-2,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 .sep-3,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 td,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 th,#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227 caption{color:#70707c;}#wpv-column-39a39352c28f6be1d8bdb6dc3b429227:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Contractura isquémica de Volkmann

Contractura isquémica de Volkmann o contractura isquémica es una deformidad de la mano, los dedos de la mano y la muñeca causada por una lesión a los músculos del antebrazo.

Ver también: síndrome compartimental

Síntomas de la contractura isquémica de Volkmann

El síntoma principal es el dolor que no mejora con el reposo o con analgésicos y que sigue empeorando con el tiempo. Si se deja que la presión persista, habrá:

  • Disminución en la sensibilidad
  • Palidez de la piel
  • Debilidad
Causas de la contractura isquémica de Volkmann

La contractura de Volkmann ocurre cuando hay falta de flujo sanguíneo (isquemia) al antebrazo, lo cual generalmente se presenta cuando hay aumento de presión debido a una hinchazón, una afección que se denomina síndrome compartimental.

Un traumatismo en el brazo, incluyendo una lesión por aplastamiento o fractura, puede llevar a que se presente hinchazón que comprima los vasos sanguíneos y puede disminuir el flujo sanguíneo al brazo. Una disminución prolongada en el flujo de sangre ocasiona daño a los nervios y músculos, haciendo que se acorten y se vuelvan rígidos (cicatrización).

Cuando el músculo se acorta, tira de la articulación en el extremo del músculo, justo como lo haría si se contrajera normalmente, pero debido a que dicho músculo está rígido, la articulación permanece doblada y no puede estirarse. Esta afección se denomina contractura.

En la contractura de Volkmann, los músculos del antebrazo están gravemente lesionados, lo cual lleva a deformidades por contracturas en los dedos de la mano, la mano y la muñeca.

Hay tres niveles de gravedad en la contractura de Volkmann:

  • Leve: contractura de dos o tres dedos únicamente sin o con poca pérdida de la sensibilidad.
  • Moderada: todos los dedos están flexionados y el pulgar se pega a la palma de la mano; la muñeca se puede quedar pegada en flexión y generalmente hay algo de pérdida de sensibilidad en la mano.
  • Grave: todos los músculos en el antebrazo que flexionan y extienden la muñeca y los dedos están comprometidos. Se trata de una afección sumamente incapacitante.
La lesión que generalmente causa esta afección es una fractura de codo en los niños. Otras afecciones médicas que pueden causar un incremento en la presión en el antebrazo son, entre otras:
  • Mordeduras de animales
  • Cualquier fractura del antebrazo
  • Trastornos hemorrágicos
  • Quemaduras
  • Ejercicio excesivo
  • Inyección de ciertos medicamentos en el antebrazo
Exámenes y pruebas de la contractura isquémica de Volkmann

El médico llevará a cabo un examen físico. Si usted padece el síndrome compartimental en el antebrazo, experimentará dolor intenso cuando el médico le mueva los dedos de la mano hacia arriba y hacia abajo. El antebrazo puede estar muy hinchado y brillante. Igualmente sentirá dolor cuando se le apriete el antebrazo.

El diagnóstico se puede confirmar con un examen que mide directamente la presión en el área, lo cual implica introducir una aguja en el área afectada. La aguja va pegada a un medidor de presión. Hay un nivel de presión específico que confirma el diagnóstico del síndrome compartimental.

El tratamiento implica liberar la presión en el antebrazo.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94