Consulta de Dermatología

El Departamento de Dermatología de la Clínica DAM dispone de un experto equipo de Dermatólogos dedicados al tratamiento de todos los trastornos de la piel, membranas mucosas, cabello y uñas.
Precio de consulta 50 €

Dermatitis seborreica

Dermatitis seborreica, caspa, eccema seborreico o costra láctea es una dolencia cutánea, inflamatoria y común que hace que se formen escamas, que van de blancas a amarillentas, en áreas grasosas como el cuero cabelludo o dentro del oído, y puede ocurrir con o sin enrojecimiento cutáneo.

Costra láctea es el término que se utiliza cuando la dermatitis seborreica afecta el cuero cabelludo de los bebés.

Síntomas de la dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica puede ocurrir en muchas áreas diferentes del cuerpo y, por lo regular, se forma donde la piel es aceitosa o grasosa. Las áreas comúnmente afectadas abarcan el cuero cabelludo, las cejas, las pestañas, los párpados, los pliegues nasolabiales, los labios, detrás de las orejas, en el oído externo y en la mitad del pecho.

La dermatitis seborreica en bebés, también llamada costra láctea, es una afección inofensiva y temporal. Aparece en el cuero cabelludo del niño en forma de escamas cafés o amarillas, gruesas y costrosas. También se pueden encontrar escamas similares en los párpados, los oídos, alrededor de la nariz y en la ingle. La costra láctea se puede observar en recién nacidos y niños pequeños hasta los 3 años.

La costra láctea no es contagiosa, ni tampoco es causada por falta de higiene. No es una alergia ni es peligrosa. Puede o no ocasionar picazón. Si se presenta con picazón, el rascado excesivo del área puede ocasionar inflamación adicional y las grietas en la piel pueden provocar infecciones leves o sangrado.

En general, los síntomas de la dermatitis seborreica abarcan:

  • Lesiones cutáneas
  • Parches sobre una gran área
  • Áreas de piel grasosa
  • Escamas en la piel (blancas y descamativas, o amarillentas, grasosas y pegajosas, “caspa”)
  • Prurito (puede ocasionar más picazón si se infecta)
  • Enrojecimiento leve
  • Pérdida del cabello

Causas de la dermatitis seborreica

Se cree que la dermatitis seborreica se debe a una combinación de sobreproducción de grasa en la piel e irritación a causa de un hongo llamado Malassezia.

La dermatitis seborreica parece transmitirse de padres a hijos. El estrés, la fatiga, los climas extremos, la piel grasosa, la limpieza de la piel y los champúes no frecuentes, el uso de lociones que contienen alcohol, trastornos de la piel (como el acné) o la obesidad pueden incrementar el riesgo de padecerla.

Las afecciones neurológicas, como la enfermedad de Parkinson, un traumatismo craneal y un accidente cerebrovascular pueden estar asociadas con la dermatitis seborreica. El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) también ha estado asociado con un aumento de los casos de dermatitis seborreica.

Pruebas y exámenes de la dermatitis seborreica

El diagnóstico se basa en el aspecto y la localización de las lesiones cutáneas.

El tratamiento de la dermatitis seborreica

Las escamas y la resequedad de la piel se pueden tratar con champúes de venta libre para la “caspa” o medicados. Lave el cabello con champú frecuente y vigorosamente (si es posible, todos los días). Afloje las escamas con los dedos, estregue durante por lo menos 5 minutos y enjuague completamente. Algunos de los ingredientes activos en estos champúes son ácido salicílico, alquitrán de hulla, zinc, resorcina, ketoconazol o selenio.

Para los casos graves de esta enfermedad, se pueden prescribir champúes o lociones que contengan selenio, ketoconazol o corticosteroides. Para aplicar el champú, parta el cabello en pequeñas secciones, aplique a un área pequeña a la vez y masajee la piel.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM