#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 p,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 em,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 .column-title,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 .text-divider-double,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 .sep,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 .sep-2,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 .sep-3,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 td,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 th,#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94 caption{color:#70707c;}#wpv-column-09a84f9c04a6605ff4fc8b3b514d9c94:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Tortícolis

Tortícolis, loxia o cuello torcido es un torcimiento del cuello, en el cual la cabeza apunta hacia un lado, mientras la barbilla o mentón está volteada hacia el otro.

Síntomas de la tortícolis
  • Rango de movimiento limitado de la cabeza
  • Dolor de cabeza
  • Temblor de la cabeza
  • Dolor cervical
  • El hombro está más alto en un lado del cuerpo
  • Rigidez de los músculos del cuello
  • Hinchazón de los músculos del cuello (posiblemente presente al nacer)
Causas de la tortícolis

La tortícolis puede ser:

  • Hereditaria: debido a cambios específicos en sus genes
  • Adquirida: se desarrolla como resultado de daño al sistema nervioso o los músculos
Si la afección ocurre sin una causa conocida, se denomina tortícolis idiopática.

La tortícolis puede desarrollarse en la niñez o en la adultez. La tortícolis congénita (presente al nacer) puede ocurrir si la cabeza del feto está en posición incorrecta mientras está creciendo en el útero o si hay una lesión a los músculos o al riego sanguíneo al cuello del feto.

Exámenes y pruebas de la tortícolis

Se pueden realizar diversos exámenes o procedimientos para descartar las posibles causas del dolor de cuello y de cabeza. Un examen físico o chequeos médicos revelará un acortamiento visible de los músculos del cuello y la cabeza se inclinará hacia el lado afectado, mientras que la barbilla apunta hacia el lado contrario. En casos más severos, toda la cabeza tira y gira hacia un lado.

Se puede hacer una electromiograma (EMG) en casos leves para ver cuáles músculos están más afectados.

El tratamiento de la tortícolis

El tratamiento de la tortícolis congénita implica estirar el músculo del cuello acortado. Los estiramientos y posicionamientos pasivos son los tratamientos en bebés y niños pequeños. Tales tratamientos a menudo son eficaces, especialmente si se inician dentro de los tres meses posteriores al nacimiento.

La cirugía para corregir el músculo del cuello se puede hacer en la edad preescolar, en caso de que otros métodos de tratamiento fallen.

La tortícolis adquirida se trata identificando la causa subyacente del trastorno. La aplicación de calor, la tracción de la columna cervical y los masajes pueden ayudar a aliviar el dolor de cuello y de cabeza. Los ejercicios de estiramiento y la utilización de un collarín pueden ayudar con los espasmos musculares.

Los medicamentos empleados para tratar esta afección incluyen un fármaco anticolinérgico llamado baclofeno. La inyección de la toxina botulínica puede aliviar temporalmente la tortícolis, pero generalmente se requiere repetir las inyecciones cada tres meses. La cirugía rara vez se utiliza.

Expectativas (pronóstico)

Puede ser más fácil corregir esta afección en bebés y niños. Si la afección se vuelve crónica, se pueden presentar entumecimiento y hormigueo a medida que las raíces de los nervios resultan comprimidas en el cuello.

El músculo en sí puede volverse grande (hipertrófico) debido a la constante estimulación y al ejercicio.

Las inyecciones de la toxina botulínica a menudo brindan alivio sustancial.

Complicaciones

Las complicaciones pueden abarcar:

  • Hinchazón del músculo debido a la tensión constante
  • Síntomas neurológicos debido a la compresión de las raíces nerviosas
Situaciones que requieren un especialista médico

Solicite una cita con el médico si los síntomas no mejoran con el tratamiento o si se presentan nuevos síntomas.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94