Laboratorio de Genética Molecular

Además de utilizarse para diagnosticar una enfermedad antes incluso de que aparezcan los síntomas de la misma, las pruebas de ADN, se puede utilizar para confirmar el diagnóstico de los síntomas existentes. Por ejemplo, si un paciente tiene una serie de síntomas que inducen al médico a creer que pueden tener una enfermedad en concreto, las pruebas de ADN pueden utilizarse para confirmar o desmentir las sospechas.

Homocistinuria

Homocistinuria o deficiencia de cistationina beta-sintasa es un trastorno hereditario que afecta el metabolismo del aminoácido metionina.

Síntomas de la homocistinuria

Los bebés recién nacidos parecen sanos y los primeros síntomas, si acaso se presentan, no son obvios.

Los síntomas pueden darse como un desarrollo levemente retardado o un retraso en el crecimiento. El incremento de los problemas visuales puede llevar al diagnóstico de esta afección.

Otros síntomas abarcan:

Causas de la homocistinuria

La homocistinuria se hereda en familias como un rasgo autosómico recesivo, lo cual significa que el niño debe heredar el gen defectuoso de ambos padres para que resulte afectado seriamente.

La homocistinuria tiene varios rasgos comunes con el síndrome de Marfan. A diferencia del síndrome de Marfan, en el cual las articulaciones tienden a estar “flojas o sueltas”, en la homocistinuria tienden a estar “rígidas”.

Exámenes y pruebas de la homocistinuria

Durante el examen físico o chequeos médicos del niño, el médico puede notar una contextura alta y delgada (marfanoide).

Otros signos son:

  • Columna vertebral arqueada (escoliosis)
  • Deformidad del tórax
  • Luxación del cristalino del ojo

Si se presenta mala visión o visión doble, un oftalmólogo debe efectuar un examen con el ojo dilatado para buscar luxación del cristalino o miopía.

Pueden haber antecedentes de coágulos sanguíneos frecuentes y es común que se presente retardo mental, coeficiente intelectual ligeramente bajo o enfermedad psiquiátrica.

Exámenes:

El tratamiento de la homocistinuria

No existe una cura para la homocistinuria, sin embargo, muchas personas responden a las dosis altas de vitamina B6 (también conocida como piridoxina). Un poco menos de la mitad de los pacientes reaccionan favorablemente a este tratamiento.

Aquellas personas que en realidad reaccionan favorablemente necesitan tomar suplementos de vitamina B6 por el resto de sus vidas; mientras que aquellas que no responden requieren una dieta baja en metionina. La mayoría necesitará un tratamiento con trimetilglicina (un medicamento también conocido como betaína).

Ni una dieta baja en metionina ni un medicamento mejorarán el retardo mental existente. Los medicamentos y la dieta deben ser supervisados muy de cerca por un médico con experiencia en el tratamiento de la homocistinuria.

Una dosis normal de suplemento de ácido fólico y cisteína (un aminoácido) agregada en la dieta son de ayuda.

Expectativas (pronóstico)

Aunque no existe cura específica para la homocistinuria, la terapia de vitamina B6 puede ayudar aproximadamente a la mitad de las personas afectadas por esta enfermedad.

Si el diagnóstico se hace cuando el paciente es joven, iniciar una dieta baja en metionina rápidamente puede evitar algo del retardo mental y otras complicaciones de la enfermedad. Por esta razón, en algunos estados, se examina a todos los recién nacidos para detectar la homocistinuria.

Los pacientes que presentan aumento persistente en los niveles de homocisteína en la sangre están en mayor riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos, lo cuales pueden causar problemas de salud considerables y acortar el período de vida.

Ver el articulo completo