Ilustración: Coágulos Sanguíneos
Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Deficiencia de factor X

Deficiencia de factor X o deficiencia de Stuart-Prower es un trastorno causado por la presencia de muy poca cantidad de una proteína llamada factor X en la sangre, lo cual lleva a problemas de coagulación.

Síntomas de la deficiencia de factor X

Causas de la deficiencia de factor X

Cuando uno sangra, el cuerpo inicia una serie de actividades que ayudan a que la sangre se coagule, lo cual se denomina cascada de la coagulación. El proceso involucra proteínas especiales, llamadas factores de coagulación. Cuando falta uno o más de estos factores de coagulación, generalmente hay una posibilidad más alta de sangrado

La deficiencia del factor X a menudo es causada por un defecto en el gen de dicho factor hereditario. Esto se denomina deficiencia hereditaria del factor X. El sangrado varía de leve a intenso.

La deficiencia del factor X también se puede desarrollar debido a otra afección o uso de medicamentos, denominada deficiencia del factor X adquirida, la cual es común. Puede ser causada por falta de vitamina K, amiloidosis, enfermedad hepática grave y uso de fármacos para prevenir la coagulación (anticoagulantes como warfarina y Coumadin). Algunos bebés nacen con deficiencia de vitamina K. Ver también: sangrado por deficiencia de vitamina K en recién nacidos.

Las mujeres con deficiencia del factor X pueden tener sangrados menstruales profusos y hemorragias después del parto. Los niños recién nacidos que padecen esta enfermedad pueden presentar sangrado más prolongado de lo normal después de la circuncisión.

La deficiencia del factor X afecta a 1 de cada 500,000 personas.

Pruebas y exámenes de la deficiencia de factor X

El tratamiento de la deficiencia de factor X

Usted puede controlar la pérdida de sangre recibiendo infusiones de plasma fresco o congelado o concentrados de los factores de la coagulación en la sangre. Si una falta de vitamina K está causando el trastorno, usted puede tomar dicha vitamina por vía oral, a través de inyecciones subcutáneas o a través de una vena (vía intravenosa).

Diagnosticar un trastorno hemorrágico es importante para que el médico pueda tener cuidados adicionales si usted necesita cirugía, y puede examinar o advertirles a otros miembros de la familia quienes podrían estar afectados.

Grupos de apoyo

El estrés de la enfermedad se puede aliviar uniéndose a un grupo de apoyo donde los integrantes comparten experiencias y problemas en común. Ver: recursos para la hemofilia

El pronóstico

El desenlace clínico generalmente es bueno con tratamiento o cuando la enfermedad es leve.

La deficiencia hereditaria del factor X es una afección de por vida.

El pronóstico para la deficiencia del factor X adquirida depende de la causa. Si es causado por enfermedad hepática, el desenlace clínico depende de cómo controlada esté esta enfermedad. Tomar suplementos de vitamina K tratará la deficiencia de dicha vitamina. Si el trastorno es causado por amiloidosis, hay varias opciones terapéuticas, entre ellas cirugía para extirpar el bazo.

Posibles complicaciones

Se puede presentar sangrado o pérdida súbita de sangre (hemorragia) graves. Las articulaciones pueden resultar deformadas a causa de muchos sangrados cuando la enfermedad es severa.

Cuándo llamar a un médico especialista

Llame al médico, acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 112 en España) si presenta un sangrado severo e inexplicable.

Ver el articulo completo