Ilustración: Depresión en la Adolescencia
Consulta de Psiquiatría

Los especialistas en psiquiatría adaptan a las circunstancias particulares del enfermo las terapias, incluyendo un tratamiento integral a través de la orientación psicoterápica para encontrar solución médica a sus trastornos de personalidad.
Precio de la consulta 50 €

Depresión en adolescentes

Depresión en adolescentes, depresión juvenil o depresión en la adolescencia es un trastorno que afecta a los adolescentes y que lleva a que se presente tristeza, desánimo, pérdida de la autoestima y pérdida de interés en actividades habituales.

Ver también:

Síntomas de la depresión en adolescentes

La depresión puede cambiar la forma como los adolescentes se ven a sí mismos y a sus vidas, así como las personas en torno a ellos.

Los adolescentes con depresión por lo general ven todo más negativamente y son incapaces de imaginar que cualquier problema o situación se puede resolver de un modo positivo.

Todos o algunos de estos síntomas de depresión pueden estar presentes:

  • Cambios en el apetito (por lo general pérdida del apetito pero a veces aumento).
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Episodios de pérdida de la memoria.
  • Fatiga.
  • Sentimiento de agitación, inquietud e irritabilidad.
  • Sentimientos de minusvalía, desesperanza, tristeza u odio hacia sí mismo.
  • Pérdida del interés o el placer en actividades que alguna vez eran divertidas.
  • Pensar o hablar acerca del suicidio o la muerte.
  • Problemas para dormir, sueño excesivo o somnolencia diurna.

Algunas veces, el comportamiento de una persona puede cambiar o puede haber problemas en el hogar o en la escuela sin ningún síntoma de depresión.

  • Comportamiento inadecuado (incumplimiento de toques de queda, actitud desafiante poco común).
  • Conducta delictiva (como el hurto).
  • Comportamiento irresponsable.
  • Rendimiento escolar deficiente; baja en las calificaciones.
  • Distanciamiento de la familia y los amigos (pasar más tiempo solo).
  • Consumo de alcohol u otras sustancias ilegales.

Si estos síntomas duran por lo menos dos semanas y afectan el estado de ánimo o la capacidad para desempeñarse, consiga tratamiento.

El suicidio es un riesgo para todos los adolescentes deprimidos.

Ver el artículo suicidio y comportamiento suicida para mayor información sobre cómo reconocer y tratar los sentimientos suicidas.

Causas de la depresión en adolescentes

La depresión puede ser una respuesta a muchas situaciones y factores de estrés en los adolescentes.

En ellos, el estado anímico depresivo es común debido a:

  • El proceso normal de maduración y el estrés que se presenta con éste.
  • La influencia de las hormonas sexuales.
  • Los conflictos de independencia con los padres.

También puede ser una reacción a un suceso perturbador, como:

  • La muerte de un amigo o pariente.
  • La ruptura con la novia o novio.
  • El fracaso en la escuela.

Los adolescentes que son más propensos a resultar deprimidos cuando experimentan eventos estresantes:

  • Tienen baja autoestima.
  • Son muy autocríticos.
  • Sienten poco control sobre los acontecimientos negativos.

Las niñas adolescentes presentan el doble de posibilidades de experimentar depresión que los niños.

Un antecedente de depresión en la familia también pone a los adolescentes en mayor riesgo.

Los siguientes eventos o situaciones pueden causar depresión:

  • Agresión o acoso en la escuela o en otra parte.
  • Abuso o maltrato infantil, tanto físico como sexual.
  • Falta de destrezas sociales.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Enfermedad crónica.
  • Crianza o cuidados deficientes.
  • Acontecimientos estresantes de la vida, como la pérdida de uno de los padres por muerte o por divorcio.

Muchos adolescentes con depresión también pueden tener:

  • Trastornos de ansiedad.
  • Trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA).
  • Trastorno bipolar.
  • Trastornos alimentarios (bulimia y anorexia).

Pruebas y exámenes de la depresión en adolescentes

La verdadera depresión en adolescentes a menudo es difícil de diagnosticar, dado que los adolescentes normales tienen altibajos en su estado anímico, los cuales pueden alternar en períodos de horas o días.

Ver el articulo completo