Consulta de Alergología

En el departamento de Alergología realizamos todas las pruebas necesarias para averiguar las causas, identificando los alergenos causantes del problema.
Precio de consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Dermatitis alérgica

Dermatitis alérgica o dermatitis por contacto es una inflamación de la piel causada por el contacto directo con una sustancia irritante.

Ver también: Hiedra, roble y zumaque venenosos

Síntomas de la dermatitis alérgica

Causas de la dermatitis alérgica

La dermatitis de contacto es una inflamación de la piel causada por el contacto directo con una sustancia que causa una reacción alérgica o irritante (irritante o alergeno). Las reacciones pueden variar en la misma persona con el tiempo. Los antecedentes de cualquier tipo de alergias incrementan el riesgo de padecer esta afección.

La dermatitis irritante, el tipo más común de dermatitis de contacto, implica inflamación resultante del contacto con ácidos, materiales alcalinos como jabones y detergentes, disolventes u otros químicos. La reacción suele parecerse a una quemadura.

La dermatitis de contacto alérgica, el segundo tipo más común de dermatitis de contacto, es provocada por la exposición a una sustancia o material al que usted se ha vuelto muy sensible o alérgico. La reacción alérgica a menudo se demora y la erupción aparece de 24 a 48 horas después de la exposición. La inflamación de la piel varía desde una irritación leve y enrojecimiento hasta úlceras abiertas, dependiendo del tipo de irritante, la parte afectada del cuerpo y su sensibilidad.

La dermatitis por tratamiento excesivo es una forma de dermatitis de contacto que se presenta cuando el tratamiento para otro trastorno cutáneo provoca irritación.

Las alergias comunes asociadas con la dermatitis de contacto son:

  • Hiedra, encina y zumaque venenosos
  • Otras plantas
  • Níquel y otros metales
  • Medicamentos
    • antibióticos, especialmente los aplicados a la superficie de la piel (tópicos)
    • anestésicos tópicos
    • otros medicamentos
  • Caucho o látex
  • Cosméticos
  • Telas y ropa
  • Detergentes
  • Disolventes
  • Adhesivos
  • Fragancias, perfumes
  • Otras sustancias y químicos

La dermatitis de contacto puede involucrar una reacción a una sustancia a la que usted está expuesto o utiliza repetitivamente. Aunque puede no existir ninguna reacción inicial, el uso regular (por ejemplo, removedores de esmalte de uñas, preservativos en las soluciones para lentes de contacto o el contacto constante con metales de los aretes o el reverso metálico de los relojes de pulsera) puede causar a la larga una sensibilidad y reacción al producto.

Algunos productos causan una reacción sólo cuando están en contacto con la piel y son expuestos a la luz solar (fotosensibilidad). Entre ellos se pueden mencionar lociones para la afeitada, bloqueadores solares, ungüentos con sulfa, algunos perfumes, productos con alquitrán de hulla y aceite de la cáscara del limón dulce. Unos pocos alergenos aerotransportados, como la ambrosía y la aspersión de insecticidas, pueden causar una dermatitis de contacto.

Pruebas y exámenes de la dermatitis alérgica

El diagnóstico se basa principalmente en la apariencia de la piel y los antecedentes de exposición a un irritante o alergeno.

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma y Immunology), “el examen con parche es el método de referencia para la identificación del alergeno de contacto”.

Ver el articulo completo