Ilustración: Eccema Atópico
Consulta de Alergología

En el departamento de Alergología realizamos todas las pruebas necesarias para averiguar las causas, identificando los alergenos causantes del problema.
Precio de consulta 50 €

Eccema atópico

Eccema atópico, dermatitis atópica, eccema infantil o dermatitis de tipo atópico es un trastorno crónico de la piel que consiste en erupciones pruriginosas y descamativas. El eccema atópico es el tipo más común.

Ver también:

Síntomas del eccema atópico

Los cambios típicos en la piel pueden abarcar:

Tanto el tipo de erupción como el lugar donde aparece dependen de la edad del paciente:

  • En niños menores de 2 años, las lesiones de piel empiezan en la cara, el cuero cabelludo, las manos y los pies. Con frecuencia, se trata de una erupción costrosa, exudativa o espumosa.
  • En niños mayores y adultos, la erupción se observa con mayor frecuencia en el interior de las rodillas y los codos, al igual que en el cuello, las manos y los pies.
  • Durante un brote severo, las erupciones pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo.

La picazón, que algunas veces es más intensa, casi siempre se presenta y puede comenzar incluso antes de que la erupción aparezca.

Causas del eccema atópico

El eccema atópico se debe a una reacción de hipersensibilidad (similar a una alergia) en la piel, que lleva a una inflamación cutánea prolongada.

El eccema es más común en bebés. Muchas personas lo superan con el tiempo a comienzos de la vida adulta. La afección tiende a ser hereditaria.

Las personas con eccema a menudo tienen también asma o rinitis alérgica. A menudo, hay antecedentes de afecciones alérgicas como asma, rinitis alérgica o el mismo eccema.

Los siguientes factores pueden empeorar los síntomas de eccema:

  • Alergias al polen, el moho, los ácaros del polvo o los animales.
  • Resfriados o la gripe.
  • Contacto con materiales ásperos.
  • Piel reseca.
  • Exposición a irritantes ambientales.
  • Exposición al agua.
  • Sentir demasiado frío o demasiado calor.
  • Fragancias o tintes agregados a las lociones o jabones para la piel.
  • Estrés.

Pruebas diagnósticas del eccema atópico

El diagnóstico se basa principalmente en:

  • El aspecto de la piel
  • Los antecedentes personales y familiares

El médico debe examinar las lesiones para descartar otras causas posibles. Se puede practicar una biopsia de lesión de piel, aunque ésta no siempre se requiere para realizar el diagnóstico.

Las pruebas cutáneas para alergias pueden servir para las personas con:

  • Eccema difícil de tratar
  • Otros síntomas de alergias

El tratamiento del eccema atópico

Cuidar de su piel en casa puede reducir la necesidad de medicamentos.

Evite rascarse la erupción o la piel si puede:

  • Aliviar la picazón usando una compresa fría y tomando antihistamínicos para reducir la comezón intensa.
  • Mantener las uñas de su hijo bien recortadas. Piense en la posibilidad de guantes suaves si el rascado de noche es un problema.

Mantenga la piel húmeda (lo que se denomina lubricar o humectar la piel). Use ungüentos (como la vaselina), cremas o lociones 2 a 3 veces al día. Los humectantes deben ser libres de alcohol, olores, tintes, fragancias u otros químicos. Un humidificador en el hogar también servirá.

Ver el articulo completo