#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 p,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 em,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 .column-title,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 .text-divider-double,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 .sep,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 .sep-2,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 .sep-3,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 td,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 th,#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65 caption{color:#70707c;}#wpv-column-d599473d85560a6f60f7b0a824c16d65:before{background-color:transparent;}
Resonancia Magnetica de Cerebral
En muchos casos, la RM da información que no puede ser visto en rayos X, ecografía o TAC. La resonancia magnética de la cabeza puede ser utilizado para buscar la causa de dolores de cabeza. Precio 270 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Deterioro del lenguaje en adultos

Deterioro del lenguaje en adultos, afasia, disartria, disfasia, deterioro del lenguaje, deterioro del habla, incapacidad de hablar, trastorno del lenguaje, problemas del habla o mala pronunciación puede hacer referencia a cualquiera de algunos problemas del lenguaje, particularmente los siguientes:

  • La disartria es la pronunciación difícil y deficiente del lenguaje, como sucede en los casos de mala pronunciación.
  • La afasia es un problema con la expresión o comprensión del lenguaje escrito o hablado.
En ocasiones, la disartria se confunde con la afasia. Es importante establecer la diferencia entre la dificultad en la pronunciación de las palabras y un problema con la producción del lenguaje, ya que tienen causas diferentes.

Consideraciones generales

DISARTRIA

Por lo general, la disartria se manifiesta en la conversación diaria por la dificultad para expresar ciertos sonidos o palabras. Esta afección suele ser causada por el exceso de medicamentos como los narcóticos, la fenitoína o la carbamazepina, entre otros. La intoxicación con alcohol también causa disartria.

Los trastornos neurológicos (sistema nervioso) degenerativos que afectan el cerebelo, los ganglios basales o el tronco encefálico (todos son partes importantes del cerebro), también pueden causar disartria, al igual que el accidente cerebrovascular que afecta el tronco encefálico o las regiones cerebelosas. Asimismo, cualquier debilidad facial, como la parálisis de Bell o la debilidad de la lengua, pueden causar disartria.

AFASIA

La afasia es la pérdida de las habilidades comunicativas previamente aprendidas y comúnmente se presenta después de un accidente cerebrovascular o en personas con tumores cerebrales o enfermedades degenerativas que afectan las áreas del lenguaje en el cerebro. Este término no se aplica para los niños que nunca han desarrollado las habilidades de comunicación.

En algunos casos de afasia, el problema finalmente se resuelve por sí mismo, mientras que en otros la afección es irreversible.

Causas comunes

DISARTRIA

AFASIA
  • Traumatismo craneal
  • Alzheimer
  • Accidente cerebrovascular
  • Accidente isquímico transitorio (AIT)
  • Tumor cerebral (más común en afasia que en disartria)
  • Otras demencias
Cuidados en el hogar

Cuando una persona presenta disartria, se la estimula para que hable lentamente y se le recomienda que gesticule con las manos cuando sea necesario. La familia y los amigos deben permitir que estas personas se tomen el tiempo suficiente para lograr expresarse. De ser posible, se deben suspender los medicamentos que están causando el problema y se debe minimizar el consumo de alcohol.

En los casos de afasia, puede ser necesario que los miembros de la familia brinden a la persona afectada frecuentes recordatorios de orientación, como qué día es, ya que la desorientación y la confusión a menudo se presentan después del inicio de la afasia.

Es importante brindarles un ambiente relajado y calmado donde los estámulos externos se mantengan al mánimo.

Es recomendable igualmente hablarles en un tono de voz normal (esta afección no es un problema auditivo ni emocional), usar frases simples para evitar malos entendidos y no suponer que la persona afectada está entendiendo.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94