Consulta de Dermatología

El Departamento de Dermatología de la Clínica DAM dispone de un experto equipo de Dermatólogos y Cirujanos Dermatológicos dedicados al tratamiento de todos los trastornos de la piel, membranas mucosas, cabello y uñas.
Precio de consulta 50 €

Sudoración excesiva

Sudoración excesiva, hiperhidrosis, transpiración excesiva o diaforesis es una afección médica por la cual una persona suda excesivamente y de manera impredecible. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar incluso cuando la temperatura está fresca o cuando están en reposo.

Síntomas de la sudoración excesiva

El síntoma principal de la hiperhidrosis es la humedad.

Causas de la sudoración excesiva

La sudoración ayuda al cuerpo a permanecer fresco y, en la mayoría de los casos, es perfectamente natural. Las personas sudan más en temperaturas cálidas, cuando hacen ejercicio o en respuesta a situaciones que las hacen poner nerviosas, furiosas, avergonzadas o temerosas.

Mire éste video sobre: Sudoración

Sin embargo, la sudoración excesiva ocurre sin que se presenten tales desencadenantes. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas bastante activas. La sudoración incontrolable puede llevar a que se presente molestia significativa, tanto a nivel físico como emocional.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, los pies y las axilas, se denomina hiperhidrosis primaria o focal y afecta del 2 al 3% de la población, aunque menos del 40% de los pacientes con dicha afección busca asesoría médica. En la mayoría de los casos de hiperhidrosis primaria, no se puede encontrar la causa, y es un padecimiento que parece darse en familias.

Si la sudoración ocurre como resultado de otra afección médica, se denomina hiperhidrosis secundaria. La transpiración puede darse en todo el cuerpo o puede estar localizada en un área. Las afecciones que causan hiperhidrosis secundaria abarcan:

Pruebas y exámenes de la sudoración excesiva

Los signos visibles de sudoración se pueden notar durante una visita al médico y se pueden utilizar igualmente muchas pruebas para diagnosticar la sudoración excesiva. Estas pruebas abarcan:

  • Prueba de yodo-almidón. Se aplica una solución de yodo al área que presenta sudoración y, después de secarse, se esparce almidón sobre dicha área. La combinación de yodo y almidón hace que cualquier parte que presente exceso de sudor se torne de color azul oscuro.
  • Prueba del papel. Se coloca un papel especial en el área afectada para absorber el sudor y luego se pesa. Cuanto más peso tenga, mayor cantidad de sudor se habrá acumulado.

A usted igualmente se le pueden pedir detalles acerca de la sudoración, tales como:

  • Localización
    • ¿Se presenta en la cara, las palmas de las manos o las axilas?
    • ¿Se presenta en todo el cuerpo?
  • Patrón de tiempo
    • ¿Ocurre en la noche?
    • ¿Comenzó súbitamente?
  • Desencadenantes
    • ¿Se presenta en respuesta a recordatorios de algo que a usted le perturba (como un hecho traumático)?
  • ¿Qué otros síntomas tiene? Por ejemplo,
    • Pérdida de peso
    • Latidos cardíacos fuertes
    • Manos frías y pegajosas
    • Fiebre
    • Inapetencia

El tratamiento de la sudoración excesiva

Los tratamientos pueden abarcar:

  • Antitranspirantes: la sudoración excesiva se puede controlar con antitranspirantes fuertes, los cuales taponan los conductos sudoríparos. Los productos que contienen del 10 al 15% de hexahidrato de cloruro de aluminio son la primera línea de tratamiento para la sudoración en las axilas. A algunos pacientes se les puede prescribir un producto que contenga dosis más altas de cloruro de aluminio, que se aplica en las noches en las áreas afectadas.

Ver el articulo completo

2017 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 460 80 00