Ilustración: dieta y prevención de enfermedades
Consulta de Endocrinología

Los endocrinos de la Clínica DAM son expertos en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades endocrinas, ocupándose de problemas que abarcan desde la diabetes hasta los trastornos debidos al sobrepeso así como problemas derivados de cánceres o tumores en glándulas endocrinas.
Precio de la consulta 50 €

Cardiopatía y dieta

Cardiopatía y dieta o dieta y enfermedad del corazón. Una dieta saludable es un factor importante para reducir el riesgo de cardiopatía.

Funciones

Una dieta y un estilo de vida saludables pueden reducir el riesgo de:

Recomendaciones

La mayoría de las frutas y las verduras son parte de una dieta saludable y son buenas fuentes de fibra, vitaminas y minerales. La mayoría de ellas son bajas en grasa, calorías, sodio y colesterol.

Consuma cinco o más porciones de frutas y verduras por día.

GRANOS

Consuma panes bajos en grasa, cereales, pastas, arroz, galletas y productos con almidones (como guisantes, papas o patatas, maíz, zapallo y habas). Estos alimentos tienen altos contenidos de vitaminas del complejo B, hierro y fibra; al igual que bajos contenidos de grasa y colesterol.

Coma 6 o más porciones por día de productos a base de granos, incluyendo granos integrales. Los productos de granos suministran fibra, vitaminas, minerales y carbohidratos complejos. Sin embargo, tenga cuidado con el consumo de demasiados granos.

Evite los productos horneados, como panecillos de mantequilla, galletas de queso, croissants, salsas en crema para pasta y verduras, y sopas en crema.

CONSUMO DE PROTEÍNA SALUDABLE

La carne de res, la carne de aves, los frutos de mar, los guisantes secos, las lentejas, las nueces y los huevos se consideran buenas fuentes de proteína, vitaminas del complejo B, hierro, al igual que otras vitaminas y minerales.

  • Evite las carnes de pato y ganso, carnes veteadas (como el filete de lomo ancho o vetado), los cortes de primera calidad de carnes con alto contenido de grasa, las vísceras como el riñón y el hígado y los alimentos preparados, como los chorizos, las salchichas y las carnes para embutidos con alto contenido de grasa.
  • Consuma no más de 150 g de carne de res, aves y pescado diariamente. Una porción de estos alimentos debe tener el tamaño aproximado de un paquete de cartas puesto sobre el plato.
  • Recorte toda la grasa visible antes de cocinar la carne.
  • Consuma dos porciones de pescado a la semana.
  • Cocine al vapor, hirviendo, horneando, asando a la parrilla y utilizando el microondas, en lugar de freír con abundante grasa.
  • Para la entrada principal, utilice menos carne o alimentos sin carne, algunas veces por semana. Utilice cantidades más pequeñas de carne para reducir el contenido total de grasa de la comida.
  • Utilice pavo o pollo sin piel, pescado o carne roja magra para disminuir la cantidad de grasa saturada en la dieta. Ocasionalmente, se pueden utilizar cortes magros de carne roja de 85 g.
  • No utilice más de 3 ó 4 yemas de huevo por semana, incluyendo los huevos que se usan para cocinar.
  • Consuma menos vísceras (como el hígado) y mariscos (como el camarón y la langosta).

Los productos lácteos y la leche son buenas fuentes de proteína, calcio, vitaminas del complejo B niacina y riboflavina y las vitaminas A y D. Use leche descremada o leche al 1%. Los quesos, el yogur y la mantequilla deben ser bajos en grasa o libres de ella.

Ver el articulo completo