#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae p,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae em,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae .column-title,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae .text-divider-double,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae .sep,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae .sep-2,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae .sep-3,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae td,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae th,#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae caption{color:#70707c;}#wpv-column-48824ef10f039f9cd9a75e727e1242ae:before{background-color:transparent;}
Perfil Genético Nutricional
Es un servicio de medicina preventiva y personalizada para el asesoramiento nutricional de acuerdo con nuestro perfil genético

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Sodio en la dieta

Sodio en la dieta o dieta y sodio (sal). El sodio es un mineral que el cuerpo necesita para su funcionamiento apropiado.

Funciones

El cuerpo utiliza el sodio para regular la presión arterial y el volumen sanguíneo. El sodio también es crucial para el funcionamiento de músculos y nervios.

Fuentes alimenticias

La forma más común de sodio es el cloruro de sodio o sal de cocina. El sodio se encuentra en forma natural en la mayoría de los alimentos. La leche, la remolacha y el apio también contienen sodio en forma natural, como el agua potable, aunque la cantidad varía dependiendo de la fuente.

El sodio también se le añade a diversos productos alimenticios, algunas de cuyas formas son: glutamato monosódico, nitrito de sodio, sacarina de sodio, polvo para hornear (bicarbonato de sodio) y benzoato de sodio. Estos elementos son ingredientes en condimentos y aliños, como la salsa Worcestershire, la salsa de soya (soja), la sal de cebolla, la sal de ajo y los cubos de caldo concentrado.

Las carnes procesadas como el tocino, los embutidos y el jamón, al igual que las sopas y verduras enlatadas son todos ejemplos de alimentos que contienen sodio agregado. Por lo general, las comidas rápidas tienen un alto contenido de sodio.

Efectos secundarios

Demasiado sodio puede llevar a hipertensión arterial en aquellas personas sensibles a este elemento. Si usted sufre de hipertensión, el médico probablemente le recomendará que reduzca la ingesta de sodio (sal).

El sodio puede llevar a una acumulación grave de líquidos en personas con insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis o nefropatía. Dichas personas deben estar bajo una dieta con restricción estricta de sodio de la manera como lo prescriba el médico.

Recomendaciones

El sodio en la dieta se mide en miligramos (mg). La sal de cocina contiene un 40% de sodio y una cucharada pequeña de sal de cocina contiene 2,300 miligramos de sodio.

Los adultos deben limitar la ingesta de sodio a 2,300 mg por día, mientras que los individuos que sufran de hipertensión arterial no deben consumir más de 1,500 mg por día. Aquellas personas que padezcan insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis hepática y nefropatía pueden necesitar cantidades mucho más bajas.

No existen recomendaciones específicas con relación a la ingestión de sodio en bebés, niños y adolescentes. Los hábitos de alimentación y las actitudes acerca de los alimentos adquiridos durante la infancia muy probablemente van a influenciar los hábitos alimentarios de por vida, razón por la cual se sugiere un consumo moderado de sodio.

Temas relacionados sobre Sodio en la dietaNombres alternativos

Dieta y sodio (sal)

Referencias

Lichtenstein AH, et al. AHA Scientific Statement. La dieta y el estilo de vida recomendaciones de revisión 2006. Una declaración científica del Corazón Comité de Nutrición Asociación Americana. Circulación. 2006;114:82-96.

U.S. Department of Health y Human Services (HSS) y U.S. Ministerio de agricultura (USDA). Guías Alimentarias para los Estadounidenses — 2005. Chapter 8: Sodio y potasio. Accessed May 25, 2010.

Contenido: 26 de mayo de 2010

Versión del inglés revisada por: David Zieve, MD, MHA, Director Médico, A.D.A.M., Inc, y David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94