#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 p,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 em,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 .column-title,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 .text-divider-double,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 .sep,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 .sep-2,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 .sep-3,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 td,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 th,#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786 caption{color:#70707c;}#wpv-column-7418eaf662d8c508b321306bd9abf786:before{background-color:transparent;}
Ecografía abdominal
Ecografía abdominal es utilizada para examinar los órganos internos del abdomen: hígado, vesícula biliar, bazo, páncreas y riñones por 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Megacolon tóxico

Megacolon tóxico o dilatación tóxica del colon o megarrecto es una complicación potencialmente mortal de otras afecciones intestinales que ocasiona un rápido ensanchamiento (dilatación) del intestino grueso en cuestión de 1 hasta unos cuantos días.

Síntomas de: Megacolon tóxico

El rápido ensanchamiento del colon puede ocasionar los siguientes síntomas:

Causas, incidencia y factores de riesgo

El megacolon tóxico ocurre como una complicación de una enfermedad intestinal inflamatoria, como la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn e infecciones del colon. El término “tóxico” significa que esta complicación ocurre con infección e inflamación.

Esto no es lo mismo que otras formas de megacolon, como seudooclusión, íleo colónico agudo o dilatación congénita del colon, dado que estas afecciones se presentan sin infección ni inflamación.

Exámenes y pruebas

El rápido ensanchamiento (dilatación) del colon hace que esto se diferencie de otras afecciones, como el estreñimiento crónico, que puede dilatar el colon en forma lenta y no causa síntomas súbitos y potencialmente mortales.

Un examen físico o chequeos médicos puede revelar signos de shock séptico. El médico notará sensibilidad en el abdomen y posible pérdida de ruidos intestinales.

Exámenes:

El tratamiento

Se administrarán líquidos y electrolitos para ayudar a prevenir la deshidratación y el shock. El proceso que lleva al megacolon puede tratarse médicamente primero; sin embargo, esto normalmente no es suficiente para contrarrestarlo.

Si se permite que la dilatación rápida continúe, se puede formar una abertura (perforación) en el colon. Por lo tanto, la mayoría de los casos de megacolon tóxico requerirá cirugía, como una colectomía (extirpación de todo el colon).

Usted puede recibir antibióticos para prevenir la sepsis (una infección grave).

Expectativas (pronóstico)

Si la afección no mejora, hay un riesgo considerable de muerte. En este caso, por lo general se requiere una colectomía.

Complicaciones
  • Perforación del colon
  • Sepsis
  • Shock
Situaciones que requieren un especialista médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 112 en España) si presenta dolor abdominal intenso, particularmente si también tiene:

  • Diarrea con sangre
  • Fiebre
  • Diarrea frecuente
  • Deposiciones dolorosas
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Sensibilidad al presionar el abdomen
Prevención

El tratamiento de la enfermedad subyacente, como la colitis ulcerativa o la enfermedad de Crohn, es importante para prevenir el megacolon tóxico.

Temas relacionados sobre Megacolon tóxicoNombres alternativos

Dilatación tóxica del colon, Megarrecto

Referencias

Stenson WF. Inflammatory bowel disease. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 144.

Peterson MA. Disorders of the large intestine. En: Marx JA, ed. Rosen’s Medicina de emergencia: Conceptos y Práctica Clínica. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 93.

Marrero F. Severe complications of inflammatory bowel disease. Med Clin North Am. 2008;92:671-686.

Contenido: 20 de enero de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; y George F. Longstreth, MD, Departamento de Gastroenterología, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94