Consulta de Neurología

En la Unidad de Neurología de la Clínica DAM, proporcionamos servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las patologías que afectan al sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo.
Precio de la consulta 50 €


Ilustración:

Neuropatía del nervio axilar

Neuropatía del nervio axilar o disfunción del nervio axilar es un daño nervioso que lleva a la pérdida del movimiento o de la sensibilidad en el hombro.

Síntomas de la neuropatía del nervio axilar

  • Entumecimiento en parte de la porción externa del hombro.
  • Debilidad en el hombro, especialmente al levantar el brazo lejos del cuerpo.

Causas de la neuropatía del nervio axilar

La disfunción del nervio axilar es una forma de neuropatía periférica que se presenta cuando hay daño al nervio axilar, el cual inerva el músculo deltoides del hombro y la piel a su alrededor. Un problema con sólo un grupo de nervios, como el nervio axilar, se denomina mononeuropatía.

Las causas usuales son:

  • Trauma directo
  • Presión prolongada sobre el nervio
  • Presión sobre el nervio por estructuras corporales cercanas
  • Lesión del hombro

El atrapamiento crea presión sobre el nervio donde éste atraviesa una estructura estrecha.

El daño puede destruir la vaina de mielina que cubre el nervio o parte de la neurona (axón). El daño de cualquier tipo reduce o impide el movimiento de impulsos a través del nervio.

Las afecciones que pueden llevar a la disfunción del nervio axilar comprenden:

  • Trastornos generalizados (sistémicos) que causan inflamación de nervios.
  • Infección profunda.
  • Fractura del hueso del brazo (húmero).
  • Presión ejercida por yesos o férulas.
  • Uso inadecuado de muletas.
  • Dislocación del hombro.

En algunos casos, no se puede encontrar la causa.

Pruebas diagnósticas de la neuropatía del nervio axilar

El médico examinará el cuello, brazo y el hombro. La debilidad del hombro puede causar dificultad para mover el brazo.

El músculo deltoides del hombro puede mostrar signos de atrofia muscular.

Los exámenes que se pueden emplear para evaluar la disfunción del nervio axilar son, entre otros:

  • Electromielografía y pruebas de la conducción nerviosa: serán normales inmediatamente después de la lesión. Se debe realizar varias semanas después de presentarse la lesión o del comienzo de los síntomas.
  • Resonancia magnética o radiografía del hombro.

El tratamiento de la neuropatía del nervio axilar

Dependiendo de la causa del trastorno neurológico, algunas personas no necesitan tratamiento y mejoran espontáneamente. Sin embargo, la tasa de recuperación puede ser diferente para cada uno y puede tomar muchos meses.

Se pueden administrar antinflamatorios si usted tiene:

  • Síntomas repentinos.
  • Cambios pequeños en la sensibilidad o en el movimiento.
  • Ningún antecedente de lesiones en el área.
  • Ningún signo de daño nervioso.

Estos medicamentos reducen la hinchazón y la presión sobre el nervio y se pueden inyectar directamente en el área o tomarse por vía oral.

Otros medicamentos abarcan:

  • Analgésicos de venta libre que pueden servir para el dolor leve.
  • Otros medicamentos (fenitoína, carbamazepina, gabapentina, pregabalina, duloxetina o antidepresivos tricíclicos como nortriptilina) que pueden reducir los dolores punzantes que algunas personas experimentan.
  • Analgésicos opiáceos, como morfina o fentanilo, que se pueden necesitar para controlar el dolor intenso.

Cuando sea posible, evite o reduzca el uso de medicamentos para disminuir los riesgos de efectos secundarios.

Si los síntomas continúan o empeoran, usted puede necesitar una cirugía, que se puede llevar a cabo para ver si un nervio atrapado está causando los síntomas. En este caso, la cirugía para liberar el nervio puede ayudarle a sentirse mejor.

La fisioterapia puede servir para mantener la resistencia muscular. Se pueden recomendar cambios en el trabajo, reentrenamiento muscular u otras formas de terapia.

Ver el articulo completo