#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e p,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e em,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e .column-title,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e .text-divider-double,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e .sep,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e .sep-2,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e .sep-3,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e td,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e th,#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e caption{color:#70707c;}#wpv-column-88c56212c5ca8dd80f25644dbdab877e:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Neuropatía del nervio peroneo común

Neuropatía del nervio peroneo común, disfunción, lesión o parálisis del nervio peroneo es el daño al nervio peroneo que lleva a la pérdida de movimiento o sensibilidad en el pie y la pierna.

Síntomas del neuropatía del nervio peroneo común
  • Disminución en la sensibilidad, entumecimiento u hormigueo en la parte superior del pie o en la porción externa de la parte inferior o superior de la pierna
  • Debilidad en los tobillos o los pies
  • Anomalías al caminar
  • Marcha “de trotón” (patrón de marcha en el cual cada paso que se da hace un ruido de cachetada)
  • Pie caído (incapacidad de mantener el pie horizontal)
  • Arrastre de los dedos al caminar
Causas del neuropatía del nervio peroneo común

El nervio peroneo es una ramificación del nervio ciático que suministra movimiento y sensibilidad a la parte inferior de la pierna, el pie y los dedos de los pies. La disfunción del nervio peroneo común es un tipo de neuropatía periférica (daño a los nervios fuera del cerebro o la médula espinal) y es una afección que puede afectar a personas de cualquier edad.

La disfunción de un solo nervio, como el nervio peroneo común, se denomina mononeuropatía. La mononeuropatía implica una causa local del daño al nervio, aunque ciertas afecciones sistémicas también pueden causar lesiones nerviosas aisladas.

El daño al nervio destruye la cubierta de las neuronas (la vaina de mielina) o causa la degeneración de toda la neurona. Hay una pérdida del control muscular, del tono muscular y pérdida final de masa muscular debido a la falta de estimulación nerviosa de los músculos.

Las causas comunes de daños al nervio peroneo incluyen las siguientes:

  • Trauma o lesión de la rodilla
  • Fractura del peroné (un hueso de la parte inferior de la pierna)
  • Uso de una férula fija apretada (u otra constricción prolongada) en la parte inferior de la pierna
  • Cruce habitual de las piernas
  • Uso regular de botas altas
  • Presión en la rodilla por posiciones durante el sueño profundo o durante un coma
  • Lesión durante cirugía de la rodilla
Las personas que están extremadamente delgadas o demacradas (por ejemplo, por anorexia nerviosa) tienen un riesgo más alto de lo normal de sufrir lesión del nervio peroneo común. Las afecciones como la neuropatía diabética o la poliarteritis nodosa, al igual que la exposición a ciertas toxinas, también pueden causar daño al nervio peroneo común.

La enfermedad de Charcot-Marie-Tooth es un trastorno hereditario que afecta todos los nervios, con disfunción del nervio peroneo que aparece a comienzos del trastorno.

Pruebas y exámenes del neuropatía del nervio peroneo común

El examen de las piernas puede mostrar una pérdida de control muscular en las piernas (por lo general la parte inferior) y los pies. Puede presentarse una atrofia (pérdida de masa muscular) de los músculos del pie o la pierna. Hay dificultad con la dorsiflexión (levantamiento de pie y dedos) o con la eversión (movimientos de los dedos hacia afuera).

Una biopsia muscular o una biopsia del nervio pueden confirmar el trastorno, pero rara vez son necesarias.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94