#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa p,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa em,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa .column-title,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa .text-divider-double,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa .sep,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa .sep-2,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa .sep-3,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa td,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa th,#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa caption{color:#70707c;}#wpv-column-43843706652419930c3b7b0fa1995cfa:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Meibomianitis

Meibomianitis o disfunción glandular meibomiana es una inflamación de las glándulas meibonianas, un grupo de glándulas en los párpados que segregan aceites (sebáceas). Estas glándulas tienen orificios diminutos para segregar aceites sobre la superficie de la córnea.

Síntomas del meibomianitis
  • Hinchazón y enrojecimiento de los bordes del párpado
  • Síntomas de resequedad en los ojos
  • Borrosidad ligera de la visión que se aclara al parpadear, debido al exceso de aceite en las lágrimas
  • Frecuentes orzuelos
Causas del meibomianitis

Cualquier afección que ocasione el incremento en la densidad de las secreciones oleaginosas de las glándulas meibonianas permitirá la acumulación de los excesos de aceite en los bordes de los párpados. Esto permite la proliferación excesiva de bacterias que normalmente están presentes en la piel.

Estos problemas pueden ser causados por alergia, cambios hormonales de la adolescencia o afecciones generales de la piel como la rosácea y el acné.

La meibomianitis a menudo está asociada con blefaritis, la cual puede causar una acumulación de una sustancia similar a la caspa en la base de las pestañas.

Pruebas diagnósticas del meibomianitis

La meibomianitis se puede diagnosticar por medio de un examen de los ojos. No se requieren pruebas especiales.

El tratamiento del meibomianitis

El tratamiento normal consiste en:

  • Limpieza cuidadosa de los bordes de los párpados
  • Aplicar calor húmedo en el ojo afectado
Estos tratamientos generalmente reducirán los síntomas.

El médico especialista puede prescribir un ungüento antibiótico para aplicar en el borde del párpado.

Otros tratamientos pueden abarcar:

  • Exprimir la glándula meibomiana, realizado por un oftalmólogo, para ayudar a limpiar las glándulas de secreciones.
  • Inserción de un pequeño tubo (cánula) dentro de cada abertura de la glándula para lavar el aceite espeso
  • Varias semanas del antibiótico tetraciclina
Cualquier afección cutánea general, como el acné o la rosácea, también puede requerir tratamiento.

Expectativas (pronóstico)

La meibomianitis no es una afección que amenace la visión; sin embargo, puede ser una causa crónica y recurrente de irritación ocular. Muchas personas encuentran que los tratamientos son frustrantes, debido a que los resultados a menudo no son inmediatos; sin embargo, el tratamiento con frecuencia ayudará a reducir los síntomas.

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si el tratamiento no conduce a la mejoría o si se desarrollan orzuelos.

Prevención del meibomianitis

La atención a la higiene de los párpados, al igual que el tratamiento de las afecciones cutáneas generales conexas, ayudará a prevenir la meibomianitis. Ciertos alimentos como el chocolate pueden empeorar esta afección.

Temas relacionados sobre MeibomianitisNombres alternativos

Disfunción glandular meibomiana

Referencias

Foster CS. El ojo en trastornos de la piel y membranas mucosas. En: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Oftalmología. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 27.

Contenido: 28 de julio de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; Franklin W.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94