#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd p,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd em,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd .column-title,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd .text-divider-double,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd .sep,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd .sep-2,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd .sep-3,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd td,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd th,#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd caption{color:#70707c;}#wpv-column-02a713bd6e46a69268292337a856e0cd:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Resequedad en los ojos

Resequedad en los ojos, disminución del lagrimeo u ojos resecos es una afección causada por la falta de lágrimas, que son necesarias para la lubricación normal de los ojos y para eliminar partículas y cuerpos extraños.

Consideraciones

Si usted presenta resequedad en los ojos, experimentará una sensación de ardor, abrasión o picazón. Igualmente, usted puede sentir cansancio o fatiga en los ojos después de leer, incluso durante períodos de tiempo cortos. Si usted utiliza lentes de contacto, probablemente se sentirá incómodo. El hecho de presentar resequedad en los ojos durante un tiempo puede conducir a abrasiones diminutas en la superficie de los ojos.

Causas de Resequedad en los ojos

Las causas comunes de resequedad en los ojos abarcan:

  • Envejecimiento
  • Resequedad en el medio ambiente o en el lugar de trabajo (viento, aire acondicionado)
  • Exposición al sol
  • Exposición activa o pasiva al humo del cigarrillo
  • Medicamentos para los resfriados o para las alergias
  • Una lesión en el ojo u otro problema con los ojos o los párpados (como párpado caído o protrusión de los ojos)
  • Síndrome de Sjögren que abarca resequedad en los ojos, la boca y las membranas mucosas, y a menudo artritis reumatoidea u otro trastorno articular
  • Cirugía ocular previa
Cuidados en el hogar

Las siguientes medidas pueden ayudar:

  • Ensayar con lágrimas artificiales, disponibles ya sea en gotas o ungüentos. Estos últimos duran más, pero son más espesos y pueden causar visión borrosa.
  • No fumar, evitar ser fumador pasivo, evitar el viento directo y el aire acondicionado.
  • Usar un humidificador, especialmente en invierno.
  • Parpadear a propósito más a menudo y descansar los ojos.
Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • Presenta enrojecimiento o dolor en los ojos.
  • Presenta descamación, secreción o una lesión en el ojo o el párpado.
  • Ha tenido traumatismo en un ojo o presenta protrusión del ojo o párpado caído.
  • Presenta dolor, inflamación o rigidez articular.
  • También presenta resequedad en la boca.
  • Su resequedad en los ojos no responde a los cuidados personales en cuestión de unos días.
Lo que se puede esperar en la clínica

El médico tomará la historia clínica y llevará a cabo un examen físico, incluyendo un examen ocular minucioso.

El médico especialista puede hacer las siguientes preguntas para ayudar a entender mejor la resequedad en los ojos:

  • ¿Por cuánto tiempo ha tenido la resequedad en los ojos? ¿Afecta a uno o ambos ojos?
  • ¿La tiene todo el tiempo o se presenta únicamente en determinados momentos, con ciertas actividades o en determinados lugares?
  • ¿La resequedad parece estar relacionada con exposición al viento, al polvo, a químicos, al sol o a la luz?
  • ¿Afecta la visión?
  • ¿Produce dolor?
  • ¿Los párpados se cierran fácilmente?
  • ¿Ha notado alguna secreción de los ojos?
  • ¿Hay algo que empeora la resequedad en los ojos?
  • ¿Hay algo que la mejora?
  • ¿Ha ensayado con lágrimas artificiales? ¿Le ayudan?
  • ¿Está tomando medicamentos? ¿Cuáles?
  • ¿Se sometió alguna vez a una cirugía o sufrió alguna lesión en los ojos o en la nariz?

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94