#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 p,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 em,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 .column-title,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 .text-divider-double,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 .sep,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 .sep-2,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 .sep-3,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 td,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 th,#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452 caption{color:#70707c;}#wpv-column-2a8c26ffacc721af623975c881083452:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Distrofia muscular Becker

Distrofia muscular de Becker o seudohipertrófica benigna es un trastorno hereditario que consiste en una debilidad muscular de las piernas y de la pelvis que empeora lentamente.

Síntomas de la distrofia muscular Becker

Las mujeres rara vez presentan síntomas. Los hombres manifestarán síntomas si heredan el gen defectuoso. Los síntomas generalmente aparecen en los hombres alrededor de la edad de 12 años, pero pueden comenzar más tarde.

La debilidad muscular de la parte baja del cuerpo, incluyendo las piernas y el área de la pelvis, empeoran lentamente, causando:

  • Dificultad para caminar que empeora con el tiempo; hacia la edad de 25 a 30 años la persona por lo general es incapaz de caminar
  • Caídas frecuentes
  • Dificultad para correr, brincar y saltar
  • Pérdida de la masa muscular
La debilidad muscular en los brazos, el cuello y otras áreas no es tan grave como en la parte inferior del cuerpo.

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Problemas respiratorios
  • Problemas cognitivos (no empeoran con el tiempo)
  • Fatiga
  • Pérdida del equilibrio y la coordinación
Causas de la distrofia muscular Becker

La distrofia muscular de Becker es muy similar a la distrofia muscular de Duchenne, excepto que la primera progresa a una tasa mucho más lenta.

El trastorno se transmite de padres a hijos (hereditario). El hecho de tener antecedentes familiares de la afección aumenta el riesgo.

La distrofia muscular de Becker ocurre en aproximadamente 3 a 6 de cada 100,000 varones y es menos común que la distrofia muscular de Duchene.

Exámenes y pruebas de la distrofia muscular Becker

El médico hará un examen del sistema nervioso (neurológico) y de los músculos. Igualmente, es importante una historia clínica cuidadosa, debido a que el patrón de desarrollo de los síntomas se parece al de la distrofia muscular de Duchenne. Sin embargo, la distrofia muscular de Becker empeora mucho más lentamente.

Un examen puede encontrar:

  • Huesos anormalmente formados que llevan a deformidades del pecho y la espalda (escoliosis)
  • Anomalía de la función del miocardio (miocardiopatía)
  • Insuficiencia cardíaca congestiva o latidos cardíacos irregulares (arritmias)
  • Deformidades musculares, incluyendo:
    • contracturas de talones y piernas
    • tejido conectivo y graso anormal en los músculos de la pantorrilla
  • Pérdida muscular que comienza en las piernas y la pelvis, luego se traslada hasta los músculos de los hombros, el cuello, los brazos y el aparato respiratorio
[/list] Los exámenes que se pueden hacer abarcan:
El tratamiento de la distrofia muscular Becker

No existe cura conocida para la distrofia muscular de Becker. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas para mejorar la calidad de vida de la persona. Algunos médicos prescriben esteroides para ayudarle al paciente a que se mantenga caminando lo más que se pueda.

Se estimula la actividad, ya que la inactividad (como el reposo en cama) puede empeorar la enfermedad muscular. La fisioterapia puede ser de gran ayuda para mantener la fortaleza muscular. Los aparatos ortopédicos, tales como corsés y sillas de ruedas, pueden mejorar la movilidad y el autocuidado de la persona.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94