#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 p,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 em,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 .column-title,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 .text-divider-double,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 .sep,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 .sep-2,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 .sep-3,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 td,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 th,#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0 caption{color:#70707c;}#wpv-column-41edd872e95b6f36d5a945bcf544eaf0:before{background-color:transparent;}
Chequeo Oftalmológico
Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Distrofia de Fuchs

Distrofia de Fuchs, distrofia endotelial de Fuchs o distrofia corneal de Fuchs es una enfermedad de los ojos en la cual células que recubren la superficie interna de la córnea lentamente empiezan a morir. La enfermedad normalmente afecta ambos ojos.

Síntomas de la distrofia de Fuchs
  • Dolor en el ojo
  • Ojos sensibles a la luz, sobre todo a la luz intensa
  • Visión borrosa o nublada, al principio sólo por las mañanas
  • Ver halos coloreados alrededor de las luces
  • Visión que empeora a lo largo del día
Causas de la distrofia de Fuchs

La distrofia de Fuchs puede ser hereditaria, lo cual significa que puede transmitirse de padres a hijos. En algunas familias, se hereda de una manera autosómica dominante. Eso significa que si cualquiera de los dos padres tiene la enfermedad, usted tiene un 50% de probabilidad de desarrollar la afección.

Sin embargo, la afección también puede ocurrir en personas sin antecedentes familiares conocidos de la enfermedad.

La distrofia de Fuchs es más común en las mujeres que en los hombres. Los problemas de visión normalmente no aparecen antes de la edad de 50 años, aunque los médicos pueden ver signos de la enfermedad en personas afectadas a una edad más temprana, normalmente entre los 30 y los 40 años.

La distrofia de Fuchs afecta la capa delgada de células que recubre la parte posterior de la córnea, una capa denominada endotelio. La enfermedad ocurre cuando estas células empiezan a morir lentamente (la causa se desconoce). Las células ayudan a bombear el exceso de líquido de la córnea y a medida que se pierden más y más células, el líquido empieza a acumularse allí, causando hinchazón y opacidad de la córnea.

Al principio, el líquido puede acumularse sólo durante el sueño, cuando el ojo está cerrado. A medida que la enfermedad empeora, se pueden formar pequeñas ampollas en el endotelio. Las ampollas se vuelven más grandes y puede romperse finalmente, causando dolor ocular. La distrofia de Fuchs también puede provocar que cambie la forma de la córnea, ocasionando problemas de visión adicionales.

Pruebas diagnósticas de la distrofia de Fuchs

Un médico puede diagnosticar la distrofia de Fuchs durante un examen con lámpara de hendidura.

Los exámenes adicionales que se pueden hacer abarcan:

  • Paquimetría que mide el espesor de la córnea
  • Examen microscópico especular que le permite al médico mirar la delgada capa de células que recubre la parte posterior de la córnea
  • Examen de agudeza visual
El tratamiento de la distrofia de Fuchs

Se usan gotas o ungüentos para los ojos que sacan el líquido de la córnea para aliviar los síntomas de la distrofia de Fuchs.

Si se presentan úlceras dolorosas en la córnea, el uso de lentes del contacto suaves o una cirugía para crear colgajos sobre las úlceras puede ayudar a reducir el dolor.

La única cura para la distrofia de Fuchs es un trasplante de córnea. La distrofia de Fuchs es una de las razones principales para dicho trasplante en los Estados Unidos.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94