#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 p,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 em,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 .column-title,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 .sep-text h2.regular-title-wrapper,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 .text-divider-double,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 .sep-text .sep-text-line,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 .sep,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 .sep-2,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 .sep-3,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 td,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 th,#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509 caption{color:#70707c;}#wpv-column-f75c5e0bedb42dd031a298303949a509:before{background-color:transparent;}
Ecografía muscular
La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Dolor de espalda bajo

Dolor de espalda bajo. El dolor que se siente en la parte baja de la espalda proviene de la columna vertebral, los músculos, los nervios u otras estructuras en esa región de la espalda e igualmente se puede irradiar desde otras áreas como la parte media y superior de la espalda, una hernia inguinal o un problema en los testículos o los ovarios.

La persona puede sentir una variedad de síntomas si se lastima la espalda, tales como una sensación de hormigueo o quemazón, un dolor sordo o un dolor agudo, al igual que se puede experimentar debilidad en las piernas o los pies.

No será necesariamente un evento el que cause realmente el dolor, ya que es posible que la persona haya estado haciendo muchas cosas de manera inadecuada, como pararse, sentarse o levantar algo, durante mucho tiempo. Luego, súbitamente, un movimiento simple, como alcanzar algo en la ducha o agacharse, lleva a la sensación de dolor.

Consideraciones generales

Al igual que cualquier persona, uno tendrá al menos un dolor de espalda en su vida. Aunque tal dolor o molestia se puede presentar en cualquier parte de la espalda, el área afectada más común es la parte baja de la espalda, debido a que esta área soporta la mayor parte del peso corporal.

El dolor de espalda bajo es la segunda razón por la cual los estadounidenses acuden al médico, superado sólo por los resfriados y la gripe. Muchas lesiones relacionadas con la espalda suceden en el trabajo, pero uno puede cambiar esto. Ha y muchas cosas que uno puede hacer para disminuir las posibilidades de desarrollar dolor de espalda.

La mayoría de los problemas de espalda mejoran por sí solos. La clave está en saber cuándo necesita buscar ayuda médica y cuándo los cuidados personales solos le permitirán mejorarse.

El dolor de espalda bajo puede ser agudo (corta duración), durar menos de un mes o ser crónico (durar mucho tiempo y ser continuo) con una duración de más de 3 meses. Aunque sufrir un dolor de espalda agudo más de una vez es común, el dolor continuo durante un período largo no lo es.

Causas comunes

La mayoría de las veces se siente dolor de espalda por primera vez justo después de levantar un objeto pesado, de pararnos de una manera súbita y abrupta, de permanecer sentados en una sola posición durante largo tiempo o de sufrir una lesión (por ejemplo, por una caída o por un accidente). Pero antes de que se presente ese incidente, las estructuras de nuestra espalda ya pueden estar perdiendo fortaleza o integridad.

La estructura específica de nuestra espalda causante de dicho dolor casi nunca se identifica. Ya sea que se identifique o no, existen diversas fuentes responsables del dolor en la parte inferior de la espalda:

  • Pequeñas fracturas en la columna vertebral a causa de la osteoporosis
  • Dolor muscular (músculos muy tensos que permanecen contraídos)
  • Ruptura o herniación discal
  • Degeneración de los discos
  • Mala alineación de las vértebras
  • Estenosis espinal (estrechamiento del canal vertebral)
  • Distensión muscular o desgarro de los músculos o ligamentos que sostienen la espalda
  • Curvaturas de la columna (como en el caso de la escoliosis o la cifosis) que pueden ser heredadas y que se observan en los niños y en los adolescentes
  • Otras condiciones médicas como la fibromialgia.

Ver el articulo completo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94